lunes, 30 de enero de 2012

Terminada la Casita de Joaquí

Una cosa más terminada: el monedero de La Casita de Joaquí, aunque con mis adaptaciones... Que digo yo que si sigo saliéndome de las instrucciones de los tutoriales que se organizan, al final acabarán por no admitirme, pero lo siento: hay veces que los materiales son dífíciles de encontrar (la suela de esparto, por ejemplo), o alguna parte es muy complicada de hacer. Así que las opciones son dos: no participar o adaptarlo. Y yo opto por la segunda.

Por eso hoy voy de "estreno":


Como se puede ver, no he hecho el tejado con la cremallera, porque si no, es probable que este monedero se convirtiera en un UFO...


Por detrás, con su arbusto de buganvillas. Y lleva un acolchado "basto", en hilo marrón.

Y en la base, en vez de la suela de esparto, he puesto fieltro marrón:

Además de que iba a resultarme prácticamente imposible el encontrar la suela, iba a pesar demasiado... y mi bolso ya va demasiado lleno.

Y con esto, empiezo con buena cara la semana, con mi monedero nuevo, que el que hice hace poco resultaba pequeño y algo incómodo.
¡Feliz semana!
Separador
viernes, 27 de enero de 2012

Para San Valentín, otro SAL

Ay, venga a buscar trabajos, que llevo una temporada que empiezo muchas cosas, pero parece que me cuesta terminarlas: el monedero de la Casita de Joaqui (que tengo que comprar la cremallera), la famosa colcha Farmer's Wife, la otra colcha para la que me faltaba tela (problema que solucioné antes de Navidades), un pequeño adorno en punto de cruz... Y todavía me meto en más cosas.

Pero hay veces que te encuentras con labores tentadoras, como esta, que propone  SewHappy.Me :

Tentador, ¿verdad?
Y es en tres entregas, la primera hoy, con sus instrucciones y patrones.

Así que ahora mismo me voy a poner a escoger las telas, que empieza el fin de semana y hay que aprovecharlo.

¡Feliz fin de semana!
Separador
miércoles, 25 de enero de 2012

Semana 28: Planificando cambio de habitación

Como decía ayer mi jefe, estamos ya en cuenta atrás... Y eso supone que además de ir dejando las cosas ordenaditas en el trabajo, hay que ir haciendo una serie de cambios en casa ante la llegada del bebé.

El primer cambio, dejando a parte el del coche (que recogemos mañana), es más bien un efecto colateral: el dormitorio de los gemelos. Y se debe a que la habitación que utilizan de juegos y estudio será la de su futura hermanita, por lo que las mesas de estudio y los juguetes pasan a donde duermen.

El problema es que en su dormitorio tengo dos camas en paralelo y así no hay espacio. Y por tanto, se necesita una remodelación completa... Pero está todo controlado (y mirado), aunque a falta de la última decisión, que tomaremos este sábado.

Por un lado, están las literas tradicionales:


Este modelo es de la marca Asoral, con un diseño clásico... El color me encanta, porque es sufrido y cálido.

La otra opción, la litera tipo tren, de la misma marca:

Lo cierto es que este tipo me gusta mucho más, por el espacio que proporciona el mueble que sirve de soporte y porque al que le toque dormir debajo tendrá menos sensación de agobio. Bajo la cama inferior, más espacio con los cajones. Así que con toda probabilidad, optaremos por esta opción.

Eso sí, según mi hijo Pablo, está bien, pero "ponlo más masculino"... ¿Y cómo se consigue eso? ¿Qué es "más masculino" para un niño de 7 años?

¿Y la habitación del bebé? Bueno, es lo menos prioritario, aunque parezca mentira. Al fin y al cabo, de momento sólo necesita un mueble donde colocar su ropita (de la que tengo ya una cantidad ingente gracias a mi hermana y sus hijas), porque los primeros meses dormirá en nuestro dormitorio.  Y además, tengo tiempo para terminar la colcha Farmer's Wife, que ya tiene así su lugar de destino.

Y con esto, me quedo más tranquila, que aunque tarden un mes en servirlo, será un "hito" cumplido: la compra.
Separador
lunes, 23 de enero de 2012

Nuevo SAL de Parches de Amor

Hay proyectos que cuando los ves, no te puedes aguantar las ganas de hacerlos. El SAL que organiza Dianet, de Parches de Amor, es uno de ellos:


Tenía muchas ganas de hacer un quilt de este tipo, y qué mejor que un SAL para hacerlo. El año pasado participé en el SAL Friends & Flowers, y la experiencia fue estupenda: aprendes nuevas técnicas, conoces a otras blogeras, y al tener deberes semanales, no te puedes dormir demasiado en los laureles...

Todavía hay tiempo para inscribirse, en su web, pues empieza el 5 de febrero.

Un nuevo proyecto muy apetecible...
Separador
sábado, 21 de enero de 2012

Necesitaba un monedero...

Sí, la semana pasada, al monedero donde llevaba las monedas, un pendrive, y demás cosas (botones que se caen de improviso, una horquilla...), se le salió el tirador de la cremallera. Y como era de difícil arreglo, pensé en hacerme uno.


No es de las cosas de las que más orgullosa me siento, pero ha quedado bonito, y lo principal: práctico.

El modelo es el del neceser Tilda, pero reduje el patrón, para que no fuera tan grande. En la parte delantera, le he bordado a cordoncillo un corazón, y dentro, un pequeño ramillete de flores. También está ligeramente acolchado.

Y la parte trasera:


Lleva un charm con un pajarito que compré en Pontejos (bueno, compré una bolsita con 10 de ellos). Así que esta mañana, cuando salga, lo estrenaré...

Mejoras que se me ocurren:
- Haberlo hecho recto, esto es, un simple rectángulo, que quizá habría sido más cómodo para ver las monedas.
- No haber metido la buata...
... pero bueno, todo es cuestión de cortar otros trozos de tela y hacerlo diferente.

A parte de esta labor tan sencilla, no tengo nada más que me "queme"... Esta semana he estado especialmente cansada. Supongo que las 27 semanas de embarazo se tienen que notar, y por la noche lo que más me apetece es tumbarme en el sofá, pues la postura de sentada me resulta ya algo incómoda. Pero cada semana que pasa es una semana menos (algo obvio en un embarazo), y una semana más ganada. 

Sí, ganada: cuando estaba embarazada de los gemelos, cada semana que pasaba era un triunfo. Al final no pude llegar más lejos de la semana 33, y aunque no es lo mismo un embarazo gemelar que uno simple, no puedo evitar desear llegar a esa fecha y superarla con creces.

Buen fin de semana

Separador
sábado, 14 de enero de 2012

Empezando la Casita de Joaquí


Aunque tengo varias cosas en marcha, son de demasiada envergadura (o necesitan ser cosidas a máquina), y tras la vuelta de las vacaciones de Navidad, me apetece hacer cosas pequeñitas, de esas que se hacen sentada en el sofá viendo una película.

Antes de Navidad, me apunté al tutorial "La casita de Joaquí", que organizan en "Quilt House", un monedero que es una monada, entretenido de hacer. Eso sí, la suela de alpargata no la tengo, porque conseguirla era complicado, y además, porque creo que le añadiría más peso a mi siempre cargado bolso. Así que ya veré cómo lo resuelvo: quizá sustituyéndolo por fieltro... Y eso, si no incorporo más modificaciones.



De momento, ya tengo hechas las aplicaciones con sus bordados:




Lo bonito de este proyecto es ver cómo un simple trozo de tela, se convierte en algo trabajado, con unos trocitos de tela y unos hilos:


Ponemos las aplicaciones:


Empiezan a brotar las flores:


Y cuando te quieres dar cuenta, tienes la fachada de una linda casita:


Este fin de semana nos enviarán las instrucciones para hacer el tejado, que creo que será complicado, pero en peores plazas hemos toreado.

Y lo que veo es que tengo que seguir haciendo cosas para mi bebé: un cuadro con su nombre, como el que hice para los gemelos (claro que entonces estaba de reposo absoluto desde los 6 meses), algunos baberos, bolsitas para pañales y algún vestidito. 

Para la ropita, me esperaré a la semana que viene, que será cuando reciba las revistas de "Espejito Espejito", que hemos pedido esta semana.

¡Hay tantas cosas que hacer!!!! Porque tengo que redecorar la habitación de los gemelos y preparar el del bebé...


Separador
martes, 10 de enero de 2012

Hortensias en regadera de zinc

No sé si lo he dicho alguna vez, pero mi flor favorita es la hortensia. De hecho, el día de la pedida, mi marido me regaló un centro de estas flores... Eso sí, nunca consigo que me florezcan, por lo que he tenido que recurrir a usar las artificiales, que ya sé que no es lo mismo, pero casi...

Y por eso, las he usado para decorar una regadera de zinc de Ikea, que he visto por muchos blogs cómo la han utilizado y tenía ganas de contar con una de ellas:



En la última visita que hice a Ikea, me traje una de estas regaderas (están en la última sección, donde las plantas), y no llega a los 10 euros:



Como siempre, primero un par de capas de Gesso:


De esta forma, la pintura acrílica no resbala. Y es que el gesso, para mí, es tan fundamental como la sal en la cocina: siempre hay que tener en casa, para lo que se pueda necesitar.

Una vez seco, dos capas de pintura acrílica. Yo he usado el color Buttermilk, porque la iba a patinar en tonos marrones. Para otras cosas (unos cubos metálicos) usé pintura esmaltada, que queda muy brillante, pero es un rollo el tener que usar disolvente para limpiar los pinceles:


Además de la pintura clarita, he pintado con marrón chocolate el borde inferior y el superior.

Ahora toca decorarla:
Se puede usar papel especial para decoupage o servilletas, pero yo suelo imprimir imágenes que tomo de internet, y que recorto:


 Y como decía antes lo mucho que me gustan las hortensias, he optado por ellas: en azules y rosas. Para pegarlas, uso una cola blanca que además da brillo (la compré en Carrefour) y que es bastante líquida.


Para proteger las imágenes, una vez pegadas les doy dos capas de cola. Y una vez seco todo, barniz en spray.

Y la pátina...
Tenía yo un bote de pátina marrón, pero cuando fui a usarlo, no había manera de abrir el bote... Y como no podía esperar a comprar otra, me hice mi propia pátina (aunque no sea del modo más correcto):


Con un poco de cera para muebles y pintura americana marrón, hice la mezcla. Por lo que he leído, se suele usar pintura al oleo, pero tampoco tenía. Así que tenía que apañarme con lo disponía en casa. Esta mezcla la fui aplicando con un trapo, teniendo cuidado de no quitar demasiado tras aplicarlo, para que se notara la pátina, como se ve en las fotos siguientes:




Y ya tengo mi regadera terminada, que de momento se ha quedado en la escalera, aunque ese no es su sitio definitivo:



Separador
viernes, 6 de enero de 2012

La colcha para mi bebé

Ya está terminado el primer proyecto del año: una colchita de patchwork para mi bebé:


Una colchita en la que he aprovechado los retales de los manteles individuales del año pasado, de la Farmer's Wife y cómo no, los lunares rosas y celestes... Una buena manera de empezar el año, con optimismo, que estoy ya harta de no oír más que malos augurios. Hace muchos años, en una conferencia de un profesor de Estructura Económica, decía que de la crisis se sale saliendo... Una verdad de perogrullo, pero que lleva consigo el mensaje de que para salir adelante hay que ser optimistas (que no fantasiosos).

Así que mientras iba acolchando, he procurado darle a cada puntada un poco de esa esperanza...El acolchado ha sido variado, como se puede ver en esta foto de la trasera:


El bies, como siempre, con retales de las telas empleadas, para darle "el cierre".


Y tratando de imaginar cómo estará de calentita mi niña cuando esté arropada:



¿Y ahora con qué me pongo????

De momento, mañana terminaré una cosita con decoupage... pero lo que es de costuras, estoy un poco perdida. Habrá que retirar todos los adornos navideños, e intentar que la Flor de Pascua dure hasta febrero.
Separador

También te puede interesar

Blogging tips