jueves, 29 de marzo de 2012

Semana 37: Baberos y detalles

El martes me dí cuenta de una cosa: ¡no tenía baberos para mi niña!  Y mira que tengo ropa más que de sobra, pero eso se me había escapado. Y aunque los baberos se pueden comprar en cualquier sitio, mi niña tiene que tener unos baberos hechos por su mamá. Así que aprovechando una salida para llevar al pediatra a uno de los gemelos (anginas), pasé por una mercería y me hice con tres baberos blancos, de los que tienen una tira para bordar a punto de cruz. Y ayer, los dejé listos:



Son pequeñitos y están a falta de coser la tira en la parte inferior (aprovecharé dentro de un rato que tengo que poner la máquina de coser para rematar un par de cosillas que están en el cesto de la costura).




Uno con su nombre y un pequeño corazón



Otro, con tres corazones y una cenefa sencilla



Y el último, con una flor (este es el que menos me gusta, lo confieso)

La colcha que se ve debajo es la Farmer's Wife, ya acolchada y puesta sobre la cama de la habitación del bebé...

Porque se va acercando la fecha y estamos rematando temas:

El sábado pasado compramos la mini-cuna, en color rosa (of course!):


Con su mantita de forro polar, que escogió su hermano Alberto (le hizo mucha ilusión ver que la había puesto)


Y dentro, la mini-colcha en patchwork, por supuesto! 

Quedaría pintar la habitación, quitar algunas baldas que sobran, comprar un armario ropero (de momento estoy usando un sinfonier con 3 cajones), pero creo que lo del mueble no es lo más urgente.

Y coser alguna cosita más: alguna toalla pequeña para llevar en el bolso, colgar algún cuadro (y enmarcar el del nombre), pero sin demasiado agobio... al fin y al cabo, lo que necesita un bebé recién nacido ya lo tiene: unos padres y unos hermanos mayores que cuentan los días que faltan para que nazca.



Separador
lunes, 26 de marzo de 2012

Y ahora, punto de cruz

Tras haber terminado el cuadro para Celia (a falta de enmarcarlo), me apetecía seguir con el punto de cruz. Y mira que hacía tiempo que lo tenía abandonado... pero es que ahora mismo, necesito cositas sencillas, para hacer en el sofá, recostada, y el punto de cruz lo permite.

Más cuadros de bebé no me apetecían (tengo dos en mente, pero son para hacer en cartulina y tiza), y pensé en un cojín para mi dormitorio, en tonos azules. Así que compré tres madejas de DMC en azul y me puse a ello:



Al principio, probé a bordar sobre lino, pero me dí cuenta de que me iba a quedar ciega, por lo que opté por el panamá (que tenía un trozo en el que voy bordando según me da). Y estoy con un sampler del libro "You're invited", de "Blackbird designs", que compré el año pasado y del que no había hecho nada hasta ahora.


En el libro, aparece en tonos ocres, pero yo lo estoy haciendo en azules, porque tengo esta tela....



Es de hace muchos años, de Gastón y Daniela. Y como me suele pasar, compré muchísima, para hacer el bandó de las cortinas de mi dormitorio del piso donde vivía antes.  Con lo que sobró hice cojines, alzapaños, y me quedaba un trozo de más de medio metro de largo (por el ancho de la tela), que he guardado como oro en paño, porque adoro el estampado. Incluso había pensado en hacerme otro bolso, pero dándole vueltas (es lo que tiene despertarse a las tres de la mañana), se me ocurrió hacer un cojín combinado con punto de cruz.



Y creo que puede quedar realmente bien!  O al menos, me entretiene....

Así que ahora me pongo de nuevo con la aguja.

Feliz semana
Separador
miércoles, 21 de marzo de 2012

Semana 36: un acerico y otras cositas

Estamos ya a menos de un mes de la llegada del bebé, y mientras espero a que los montadores de la tienda de muebles lleguen a montar el dormitorio de los gemelos, aprovecho para escribir una entrada para mostrar el precioso acerico que le he hecho a mi madre:


El patrón me lo envió Cristina, de "El patchwork de Kris". ¡Muchas gracias!

Una labor muy sencillita, de esas rápidas que se hacen una tarde relajada (ahora tengo demasiadas horas de relax, a la espera de que Celia decida nacer). 


Y ayer se lo dí a mi madre, que dice que le da pena clavar en él alfileres... 

No sé si lo he contado, pero es de ella de donde me viene la afición a la costura. Ella era profesora de Primaria, pero de siempre le ha gustado coser como forma de relajarse. Recuerdo que yo tenía unos 8 años y juntas hicimos mi primer acerico, rectangular, con un retal que había sobrado de una camisa que me acababa de hacer. Aquel lo rellenamos con pan rallado. Aunque yo prefiero rellenarlos con miraguano, que pesa menos.

Y mientras sigo esperando a los de la tienda, aprovecho y muestro el tercer bloque del SAL "Bellos pensamientos":


Que me había relajado en mandarle la foto a Dianet.

Pues parece que ya están aquí los montadores... Espero que no tarden demasiado en dejar la habitación lista. Y deseando a que los gemelos lleguen del colegio, que esta tarde estarán emocionadísimos.
Separador
lunes, 19 de marzo de 2012

Feliz Día del Padre

Esta mañana, los gemelos han madrugado, pese a ser festivo... Pero es que tenían algo muy importante que hacer: darle a su papá los regalos que han preparado en el colegio.

Unos "portafotos"


Y unas tarjetas de felicitación, con la siguiente poesía:

"Cuanfo juego con mi padre,
siempre le quiero ganar,
aunque con el rabillo del ojo
yo le trato de imitar.

Cuando yo sea grande
quiero ser como tú, papá:
fuerte y valiente si hace falta,
dulce y cariñoso de verdad.

Aunque sabes que te quiero
hoy te lo voy a decir
con estos bonitos versos
que me aprendí para ti"


Así que tras hacer que su padre se tomara un tazón de cereales y un café (que obviamente he hecho yo a las ocho de la mañana), le han dado sus regalitos, sus pequeños tesoros.

Y por otro lado, aunque no tenga nada que ver con el Día del Padre, anoche le hice a Pupi una compañera:


Pupi es el protagonista de los libros del colegio de mis hijos. Y la otra tarde, Pablo me dijo: "Mamá, como tú eres costurera, le podías hacer una novia a Pupi"... Glups, costurera... Así que buscando por internet, encontré el patrón para hacer un conejo de peluche, en la web de All Sorts.

No es que me vuelva loca cómo me ha quedado, pero cuando Pablo se ha despertado esta mañaba, y se ha encontrado con la alienígena pareja, se ha puesto muy contento. 

Y mientras terminan de cocerse las albóndigas que comeremos hoy, me voy a dar una vueltecita por los blogs que sigo... Aunque esta tarde tengo tarea: alfiletero con estrella de 7 picos....

¡Feliz Día!

Separador
viernes, 16 de marzo de 2012

Esperando la primavera

Qué poco queda ya para que empiece la Primavera, aunque con el invierno que hemos tenido en Madrid, no podemos quejarnos de un largo y frío inverno. 

Pero de cualquier manera, los días comienzan a ser más largos, el aire huele de forma diferente y va apeteciendo el salir a la terraza.

Los hexágonos comienzan a tener su lugar...



Y las plantas empiezan a brotar:


La hortensia ya saca sus primeras hojas, y espero que este año florezca!

El romero, con sus pequeñas flores:



Y para cambiar un poco, los arbustos que compré ayer en el Lidl:



Una Celinda o Falso jazmín , un Hibiscus y una Wiegelia, que espero poder plantar este fin de semana, con ayuda, eso sí. 

¡Feliz fin de semana!
Separador
miércoles, 14 de marzo de 2012

35 semanas: empezando un cuadro para mi niña

No estoy yo para tareas grandes... Cada vez queda menos para el "gran día"! Y ayer, me dí cuenta de que mi niña no tiene todavía un cuadro de punto de cruz como sus hermanos!!! A ellos se los hice mientras estaba de reposo absuluto, que me las ingenié para bordar tumbada (era incómodo, pero me distraía). Y ahora, sin llegar al extremo de tener que estar todo el día acostada, el punto de cruz me relaja y me entretiene.

Así que busqué los esquemas de letras de niños (los tenía muy guardados, pensando que nunca más los necesitaría), y saqué la caja de los hilos:



Sí, mi caja de madejas es muy poco cuidada, lo sé.  La típica caja de puros de "Romeo y Julieta", que conseguí en una boda, y que es perfecta para las madejas, pero nada estética. 

Así que una vez escogidos los colores (en este caso, voy a usar ovillos), saqué el bastidor y la tela (un panamá en tono crudo), y me puse a bordar:



Las letras en rosas, cómo no...


Con pequeños ositos que saludan escondidos...

Hacía mucho que no me ponía con el punto de cruz, que resulta muy relajante. Y me hizo plantearme el empezar un nuevo proyecto: el cajón de imprenta... Pero esto tendrá que esperar....
Separador
miércoles, 7 de marzo de 2012

34 semanas: Pequeñas ideas para inspirar

Tengo varias cosas a un andar (como suele sucedernos): acolchar el Farmer's Wife (que no me queda mucho), el nuevo objetivo del SAL de Dianet, y el tapete de hexágonos. Pero me gusta ver y tomar notas de otros trabajos pequeños que o bien se quedan en simples ideas o se transforman en labores.

Tenía en mi correo el boletín de "Better Homes and Gardens", y profundizando, he encontrado cosas muy interesantes:

Unos cojines muy personales:


Con un tutorial estupendo aquí

Agarradores para la cocina:




Alfileteros muy primaverales:


Merece la pena ahondar un poco en esta web, pues tiene proyectos muy interesantes.

Por otro lado, ya en mi semana 34, creo que debería empezar a preparar las cosas: la maleta para el hospital, el bolso con las cositas del bebé, pero estoy muy tranquila en ese aspecto. Al fin y al cabo, en ese momento, con que esté yo con mi tripa sobran accesorios, pero debería tomármelo en serio. El problema está en que todavía no me han traido los muebles de la habitación de los gemelos, por lo que sigo teniendo cajas y bolsas con ropa de bebé en la buhardilla, el moisés en casa de mi hermana, y no hay "ambiente" de espera de bebé en esta casa.  ¡No tengo comprado ni un chupete! (pero es que las farmacias no cierran cuando das a luz, me digo). Aunque tiene ya su mantita de patchwork, eso sí...

Así que espero tener pronto organizada la habitación de los hermanos mayores para empezar a lavar ropita de color rosa, y a colocar los cuadros que tengo comprados...
Separador
sábado, 3 de marzo de 2012

Mi nuevo bolso Tilda: listo para la primavera

Cada vez me resulta más complicado coser, pues la postura de sentada no es la más cómoda. Sin embargo, poco a poco, he conseguido hacer mi bolso para la nueva temporada que se acerca:


Y así, las telas Tilda que compré en "La Rueca de Quina", ya empiezan a tener sus ubicaciones.

Este tipo de bolsos son facilísimos de hacer, y rápidos (se pueden hacer en una tarde tranquila), aunque a mí me ha llevado más tiempo. Este sería el paso a paso.

Lo primero y más complicado es escoger las telas. Si se va a hacer de uno solo color es sencillo, pero yo quería usar las telas Tilda que tenía, así que escoger la combinación fue lo que más me costó:

Para la parte delantera, esta ha sido mi elección:


Los seis bloques eran de la colección, con unas medidas de 16 por 16 cm.
Y para la trasera:


Aquí, sólo los centrales son bloques Tilda.

Y es que aunque todas las telas son preciosas, no me cuadraban demasiado todas. Para la parte inferior, corté unas tiras anchas de color rosa.

Una vez unido las piezas como se ve en las dos fotos anteriores, se pone entretela, para darle un poco de rigidez. Cada pieza grande tiene unas medidas de 44 cm de ancho y 43 cm de largo.


Para darle protagonismo a las telas estampadas frente a la rosa, le he cosido una cinta justo en el borde.

A continuación, superponemos las dos partes enfrentadas por los derechos, y en la parte inferior, se dibuja un cuadrado. Yo lo he hecho de 6 cm de lado, que será lo que determine la base del bolso y el lateral.


Se cosen los lados izquierdo y derecho, pero justo hasta donde empieza el cuadrado, y la parte inferior (también la que no pertenece a los cuadrados).

Y recortamos los cuadrados:


Ahora nos ponemos a montar la base: se enfrentan las costuras inferiores y laterales, para que queden como en la foto:


 Y cosemos por la linea del cuadrado. Esto lo hacemos con las dos esquinas.

Y damos la vuelta al bolso:


(Ups, en la foto se ve que no me quedaron perfectamente alineadas las cintas....)

Ahora nos ponemos con el forro. Para él, escogí una tela a cuadros rosas de Ikea, una especie de loneta finita y suave.

El procedimiento es exactamente igual que lo que ya hemos hecho, y las medidas las mismas:


La diferencia es que cuando terminamos de coserlo no le damos la vuelta, sino que metemos el forro dentro del bolso:


A continuación, el remate superior:


He cortado 3 bloques de la colección en tiras de 8 cm de ancho, y las he unido.

Y ahora a aplicarlas sobre el bolso: si queremos que el borde tenga un ancho de 3 centímetros habrá que coser la tira a esa distancia del borde (se pone derecho con derecho):


 Al ponerlas sobre el bolso me dí cuenta de que no iban a coincidir con los cuadros del bolso, por lo que decidí ampliar esa no coincidencia:


Doblamos la tira, y rematamos por el interior con puntada escondida:


Cuando estaba cosiendo esto pensaba en la combinación tan imposible: cuadros rosas con lunares en tonos azules!!! Pero es lo divertido de estos bolsos.




Ahora toca hacer las asas: se cortan dos tiras de 6 cm de ancho y 60 de largo, y se cosen por la mitad, a lo largo:

Y las cosemos al bolso, en este caso por fuera (a 7 cm de cada lado y con una altura de 4 cm):



Y aunque el bolso ya es de por sí alegre, quería ponerle algún detallito más:

Unos corazones de madera, de los que compré en "Maisons du Monde":


Estos corazones tenían pegadas unas pequeñas pinzas, pero se las he quitado fácilmente y les he hecho un agujero para poder pasar las cintas.

En el otro asa:


Un charm de un pajarito que compré en Pontejos, hace ya unos meses.

Y la trasera del bolso:



Que me gusta menos, porque es demasiado suave, pero que tampoco ha quedado tan mal.

Y ya estoy deseando poder estrenarlo!!!

 Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.
Separador

También te puede interesar

Blogging tips