viernes, 31 de enero de 2014

Tutorial: Enmarcar labores

El lunes pasado os enseñé mis nuevos cuadros con labores vintage (puedes verlos aquí). Y hoy, os presento el tutorial para enmarcar labores:




Ya veréis lo sencillo y rápido que resulta. Porque una vez que terminamos una labor susceptible de ser enmarcada viene la siguiente cuestión: llevarla a enmarcar. Y claro, a lo que hemos invertido en las telas, los hilos y demás, hay que sumar el precio del enmarcado. Que de acuerdo, que puedes elegir entre gran variedad de marcos, que puedes afinar el tamaño... Pero en estos tiempos que corren hay que afinar el presupuesto (y así tenemos para más telas, más materiales y mas caprichos).

No me enrollo más y os cuento. Lo primero, escoger un marco. Yo me fui a Ikea, que para eso lo tengo cerca del trabajo y además, tienen unos que me encantan, los Ribba, que es un modelo en el que hay espacio entre el cristal y lo que se expone.  Me gusta por la sensación de profundidad que le da. Pero quien dice Ikea, dice cualquier otra tienda...

Además, necesitamos:

- Grapadora, que no hace falta que sea de las de tapicero, pero tampoco de las pequeñas, porque tenemos que grapar en la madera
- Cinta de carrocero, para sujetar y rematar
- Tijeras
- Cartulina para hacer el paspartú. Y lo mismo, un paspartú "bueno" queda mucho mejor, pero hay que ir a buscarlo... Esto nos lo podemos saltar si lo que vamos a exponer resalta, pero como las labores eran blancas, era la forma de romper la monocromía (además de igualar con los otros marcos que usé, que eran blancos pero de diferente forma)




Desmontamos la trasera del marco (tiene unas lengüetas metálicas), y sacamos la madera. De esta parte no hice fotos, lo siento, pero se ve fácilmente.

Lo siguiente es acomodar la tela. En mi caso, y si os fijáis en la foto, no tenía para cubrir toda la madera, porque la parte inferior del bordado a enmarcar estaba muy pegada al encaje del final de la sábana. No era problema porque el paspartú lo taparía...




Obviamente, antes habremos lavado y planchado la tela...

Y ahora a grapar la tela a la madera:




Primero en el centro de uno de los lados, y luego en los otros, poco a poco y tensando bien la tela. Y nos queda así:




En la parte inferior, en la que no tenía tela suficiente, puse cinta de carrocero, porque la grapadora no llegaba (tampoco abriéndola...).

Y a continuación, el remate:

Cortamos la tela sobrante (es mejor dejar mucha mientras grapamos) y pegamos cinta de carrocero para que quede más limpio. La parte de atrás no se suele ver, pero así queda más "curioso", como diría mi madre.



Ahora, el paspartú

Utilizamos el que viene en el cuadro como plantilla (aunque se podría hacer más ancho o más estrecho...)




Y lo tenemos listo para colocar:




Ponemos el paspartú, (primero puse el gris, y luego el que venía en el marco, para darle más empaque, porque la cartulina es fina), la madera con la labor y cerramos las presillas:




Y ya tenemos nuestra labor enmarcada:




Variaciones que se me ocurren, jugar con los dos paspartú, haciendo uno más pequeño que el otro, o poner en el hueco, algún elemento de costura: algún carrete antiguo, unas tijeritas de bordar, dedales bonitos...

Como veis, es algo fácil y rápido. Ahora ya no hay excusa para tener nuestras labores terminadas en el cesto. ¿Os atrevéis?

Este fin de semana tendré un poco de todo: ordenar el mueble de las especias y los aceites (es el reto para la semana que viene), y seguir con mis objetivos de cambios en el dormitorio. El lunes os cuento

¡Feliz fin de semana!


 Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.

Separador
miércoles, 29 de enero de 2014

Reto Orden bajo el fregadero

El viernes pasado os contaba que gracias al blog "Se acabó del desorden" iba a tener un fin de semana atareado. El reto que nos proponía Pilar, para empezar a calentar motores era ordenar el mueble que hay bajo el fregadero de la cocina... Muy bonito no es, pero como estoy en pleno proceso de lavado de cara de mi casa,  el aplicar orden me vendrá muy bien, porque no le puedo poner cortinillas a todo (como ya hice con el aparador del salón).

Y el sábado después de comer, me puse al lío. Y conseguí superar el reto:



 Así estaba al principio:





Y es que a mí me encantan los productos de limpieza... Es ir al Mercadona, y volverme loca con la cantidad de cosas que tienen para limpiar. Y claro, acumulo y acumulo (y hasta compro cosas que ya tengo...)
Mirándolo, además de desordenado, veía dos problemas: espacio sin aprovechar, porque las paredes del mueble estaban vacías, y que cada vez que tengo que limpiar una habitación o un baño, siempre cojo menos de lo que necesito y tengo que dar varios viajes. Así que hice varias cosas:

La primera, poner en cubos o cajas de plástico los productos por estancias: un cubo para los productos de limpiar madera y cristales, otro para las cosas del baño y otro, para las de la cocina. En los blogs americanos te proponen que vayas a las One Dollar Store, pero aquí en España, tenemos "los chinos" (que antes eran las tiendas de "Veinte duros"). Y a ver cómo le explicaba yo a la china que necesitaba unos cubos monos para guardar mis productos de limpieza... Así que me tuve que conformar con un cubo azul muy funcional, y otro fucsia, un poco más alegre, pero nada mono...



Con un poco de washitape les hice unas etiquetas donde poner rotular el nombre de la estancia.

Y las pastillas del lavaplatos, en otra caja, que antes las tenía en un mueble del tendedero y era absurdo, porque lo tengo junto a este mueble...


A continuación, tema paredes desaprovechadas. Para aprovechar la de la izquierda, puse tres ganchitos metálicos adhesivos para sujetar una bolsa de las que se usan para lavar ropa delicada, y en ella guardé los quitamanchas de boli y el limpiador para pantallas de plasma, junto con un recambio de ambientador para el lavaplatos, que son las típicas cosas que nunca encuentras porque se quedan al fondo del armario:




En la de la derecha, y con otro ganchito de pared, colgué los guantes de fregar (que nunca uso) y un trapo que uso exclusivamente para el Lumia (un limpiador de cristales industrial), De esta manera, ese trapo no lo usará nadie por error.




Y en la puerta, los trapos: el de los cristales, el de los muebles encerados y el de los barnizados (un agua no les vendría mal, lo sé...)



El antes y el después:




Siendo objetivos, no hay quizá demasiada diferencia desde el punto de vista estético no ha sido un cambio muy efectista (cubos iguales no me cabían), pero el domingo noté la diferencia de tenerlo todo mezclado a tenerlo por "temáticas".

Pero si queréis ver un cambio espectacular, con buenísimas ideas,  pasaros por Se acabó el desorden, donde veréis los cambios que ha hecho Pilar !Menuda diferencia!!!!!

Y ahora, a esperar el siguiente reto, que para la reina del desorden que soy, que me manden deberes me está viniendo muy bien...
Separador
lunes, 27 de enero de 2014

Objetivo 2: Nuevos cuadros en mi dormitorio

Os lo contaba el viernes pasado: el siguiente objetivo iba a ser cambiar los cuadros que tenía sobre el cabecero de mi cama, que no quedaban nada bien.

Porque llevaba tiempo dándole vueltas a la cabeza sobre qué poner ahí. Tenía visto algún cuadro, pero como suele suceder, se me salía del presupuesto, o un espejo, pero tenía el mismo problema.

Y hace unos días, mientras intentaba que Celia se durmiera por la noche, se me iluminó la mente: ¿Qué tal enmarcar los bordados de las sábanas de mis bisabuelas?

Dicho y hecho:




Tres marcos de Ikea (dos de ellos que ya estaban por casa), tres bordados, cartulina gris (que en las fotos parece azul) y listos mis tres cuadros.

A los lados de la pieza central, un tapete de encaje con bordado:




Os lo enseñé hace unos meses:


Puedes ver todas las fotos aquí

Porque para no lucirlo (estaba sobre una mesa telefonera, al lado de la ventana) mejor aquí, haciendo compañía a los otros bordados.


Y las iniciales de una de mis bisabuelas:




Esta sábana tiene a juego un almohadón, que formará parte de otro objetivo...


Y en el centro, el bordado más bonito, el de la L, que para eso mi bisabuela y yo nos llamamos igual:




Este bordado quizá os suene: con él os animaba a participar en la fiesta de enlaces "Mi labor vintage" allá por octubre del año pasado:


Por si quieres ver otras labores vintage, aquí tienes el enlace

Os aseguro que si no fuera porque me había marcado como objetivo el enseñaros hoy mis nuevos cuadros no me habría puesto a hacerlos el sábado a las diez de la noche... Que tenía muchas ganas de poner el bies al quilt de Shabby Fabrics. Pero un objetivo con fecha es un objetivo!

Y creo que ha merecido la pena, pues podéis ver a continuación el antes y el después:



Coste total: no llega 16 euros (15 del marco Ribba y1,20 de las cartulinas). Los otros dos marcos no los cuento, porque en ellos estaban las orlas de cuando los gemelos terminaron infantil, que cuando cambiamos la habitación no los llegué a colgar porque no sabía donde... así que están ya amortizados.


Efectivamente, tengo que cambiar la tela de los cabeceros, pues ese beig no pega nada!!!

Y es que ha sido un fin de semana muy productivo: los cuadros, el reto de ordenar el mueble del fregadero (os lo enseño el miércoles) y empezar a finalizar el quilt.

El viernes os enseñaré cómo enmarcar telas y labores, que ya veréis qué fácil es. Y seguiré pensando en lo siguiente que voy a cambiar en mi dormitorio, cámara en mano y con ojo muy crítico.... Como ya hice con el aparador del salón:


Puedes ver cómo hice las cortinillas aquí


¿Os ha gustado? ¿Estáis haciendo algún cambio en casa?

Feliz semana!
Separador
viernes, 24 de enero de 2014

Siguiente objetivo para el fin de semana

¿Por qué nos gustarán tanto los viernes? Por fin llega ya el fin de semana, y ya tengo planificado mi siguiente objetivo:




Mientras editaba la foto me daba cuenta de que parecía hecha por mi peor enemigo... Pero la dejo, para que sea más motivadora (para mí).

Y es que muchas veces no hay nada mejor que coger la cámara de fotos e ir fijándose en cada rincón de nuestra casa para luego ver lo mejorable.  Que aunque ya lo tenía decidido, que esos espejo-cuadros se van fuera de mi dormitorio, ahora lo tengo más claro.

Los espejos no están tan mal: son los clásicos Malma que tantos tuneos admiten, y en otra zona de la casa podrían quedar bien, pero aquí, es que parecen perdidos...

Y es que me da la sensación (bueno, lo sé) que muchas veces a la hora de colocar cosas en mi casa me he dejado llevar por el impulso, por las ganas de terminar, sin pararme a planificar.

Por eso, en mi objetivo del 2014, voy haciendo las cosas despacio, pensándolo mucho... Voy a ir habitación por habitación, y en cierto orden, para ir "cerrando puertas". Y este fin de semana, le ha tocado a los cuadros que hay sobre el cabecero de mi cama (que también cambiará de aspecto).

El tema de los cuadros tiene su miga, y su planificación. Y si no, mirad este esquema:



O este otro:



De momento, ya tengo el marco del cuadro que usaré como elemento central... Y la idea de lo que contendrá en mi cabeza... Os lo enseñaré el lunes (prometido!).

Porque además de este objetivo decorativo, tengo otro "trabajito", el que propone Pilar en su blog "Se acabó el desorden": ordenar el mueble del fregadero. Podéis ver en qué consiste el reto aquí. Que para mí, desordenada patológica, es un gran reto, pero nunca es tarde para cambiar.

Y también habrá tiempo para terminar el quilt de Sabby Fabrics, para terminar unas bandejas de decoupage y para poner una rodillera en un pantalón de chandal...

Feliz fin de semana!


Separador
miércoles, 22 de enero de 2014

Un premio y "los quinientos..."

Resulta curioso cómo, el tener un blog, te hace conocer a personas que están muy lejos y que es probable que no llegues a ver en la vida. Quizá ha sonado un poco tétrico, lo sé, pero hay blogueras amigas que viven en el pueblo de al lado y nunca nos hemos visto...

El caso es que este fin de semana, Nita, de "Manualidades a ganchillo de Nita", me ha dejado un premio. Y me ha hecho mucha ilusión, porque que se acuerden de tí siempre es bonito. Muchas gracias Nita, por el premio y por compartir las cosas tan bonitas que haces!

Este es el premio:


Y la gracia está en que tengo que contar siete cosas que me definen:

1) Mi nombre es Luz... Que no lo tengo puesto en mi presentación... 

2) Soy optimista, mucho, de las que ven el vaso medio lleno (y además, tirando a casi lleno)

3) Disfruto con las manualidades, con el patchwork y con el punto de cruz porque mientras estoy con ellos las preocupaciones desaparecen (que sea optimista no quiere decir que sea una inconsciente...)

4) Aunque odio la costura "de trincheras": arreglar bajos, coser botones, remendar rotos... Porque es coser por obligación.

5) Además, soy madre de tres: mis gemelos y mi niña chica, que me desesperan, me alegran, me llenan y me hacen descubrir de nuevo muchas cosas olvidadas.

6) Me encanta leer. La mejor compra de mi vida fue el e-reader. Y me quito horas de sueño por leer.

7) Y me encanta hacer planes: de viajes, de reformas, de labores... porque lo mejor de los planes es planearlo.


Me encantaría tener la capacidad de hacer una selección de 15 blogs para concederles el premio, pero hay tantos que me gustan (Montse, Begoña, Andrea, Ana Belén, Chari....) , que me voy a saltar el paso de asignarlo y os lo dejo de regalo para que lo cojáis...


Por otro lado, estoy muy feliz porque esta semana he superado la barrera de los 500 seguidores en Pinterest!!!!


(si pinchas en la imagen podrás ver mis tableros)

Porque  cada seguidor nuevo es como si fuera el primero, como me pasa con este blog y con la página de Facebook.

Y es que Pinterest me tiene enamorada desde el primer día: por poder guardar todas las cosas que me gustan y luego consultarlas desde cualquier sitio, que antes las iba guardando en el ordenador, y luego no recordaba dónde lo había encontrado. Y sobre todo, porque como dice la siguiente frase:


Algunas veces, veo los pines de alguien y pienso que podríamos ser tan amigas...

¡Gracias!

Y por eso, tengo en mente organizar algo en Pinterest... Que somos muchas las blogueras españolas que tenemos perfil en Pinterest, y a algunas las tengo localizadas y a otras no....

¿Tenéis perfil en Pinterest? ¿Qué es lo que más os gusta de esta red social?

(He dejado la entrada programada para que se publique sola, que hoy me toca viajar hasta Mallorca, como decía la canción...)


Separador
lunes, 20 de enero de 2014

Objetivo 1: Renovar el aparador

La semana pasada os contaba que este año es el de la renovación de mi casa, y comentaba algunas de las cosas que tenía en mente cambiar.

Este fin de semana, he logrado el primer objetivo: Renovar el aparador.





Y además, de una forma sencilla, rápida y económica (que de eso se trata, que no están los tiempos para tirar de decorador y cambiar todos los muebles de casa).

El aparador hace juego con la mesa de centro, y la vitrina (a la que estoy pensando empapelar la trasera...),  y me da mucho servicio, pero ya os dije que estaba algo cansada de su aspecto.

Así que la solución para lograr el objetivo de renovarlo pasó por poner unas cortinillas o visillos en las puertas, para no solo cambiar su aspecto, sino también para que no se vea lo que hay en su interior, que daba una sensación de desorden tremendo... Bueno, más que una sensación, era una realidad...

La cuestión estaba en cómo fijar las cortinillas a las puertas, pues el marco es hacia fuera, esto es, que no podía poner unas barritas a presión para colgarlas, pues la parte interna es lisa.  Entonces pensé en clavar unas alcayatas pequeñas en la madera, que no he hacía mucha gracia, porque suponía agujerear la madera...

Pero al ir a comprarlas en la ferretería que tengo cerca de casa, me dieron otra solución: 



Unos colgadores adhesivos donde enganchar las hembrillas. ¿Los conocías? 

Bien, además de los colgadores y el gusanillo, hembrillas. El coste total no llegó a los 3 euros (íbamos muy bien).


Pegué los colgadores por dentro de las puertas: 




Para que las cortinillas quedaran tensas.




La tela, es una especie de lino con vainicas verticales, que tenía mi madre guardada en la maleta "para-algo-lo-usaré" de las telas...

Para poder rizarla, el ancho de la tela es el doble que el del hueco, porque así me parecía que quedaría mejor que si la ponía sin rizar.

Y estoy muy contenta con el resultado (podéis ver el antes y el después):




El color del mueble sigue siendo el mismo, es cuestión de la luz que entraba por la ventana. El salón parece otra cosa, y el aparador, hasta más grande. A mis "hombres" les gusta cómo queda y a mi niña chica, quizá le haga no querer jugar con el juego de café de Vista Alegre ("Solo deseamos lo que vemos", decían).

Y esta semana, a terminar de acolchar el BOM de Shabby Fabrics y a pensar en el siguiente objetivo, que quizá sea meterme con mi dormitorio...

Feliz semana!

PD: Estoy enlazando esta entrada a la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs
Separador
viernes, 17 de enero de 2014

Las huellas de los niños en casa

Yo no sé si a vosotras os pasa, pero cuando veo revistas de decoración o fotos en Pinterest sobre salones, dormitorios y baños, me pregunto :¿Y las huellas de los niños que viven en esa casa?

Porque en la mía, y por mucho que procuro hacer de coche escoba recogiendo lo que van dejando a su paso mis tres vástagos, siempre hay cosas que demuestran que viven aquí...

Por ejemplo, el encontrarme en el salón el carrito de la compra de Celia, esta vez con el cuello de crochet que le hice estas Navidades y que no se quería poner....




Aunque para pasearlo sí tiene utilidad...


O mis servilleteros metálicos de color plata, que tenía guardados en el aparador del salón, y que un día aparecieron en una bolsa de regalo en su habitación...

Porque también es muy divertido pasearlos y que hagan ruido...




O que platitos de café de latón se conviertan en parte de la decoración...




O que una chapa de Angry Birds aparezca colgada de una casita...




Y que en un cestito para los jabones que tengo en mi cuarto de baño, de los ositos solo quede entero el cuerpo, y que se acumulen bracitos, patas y orejas...




Y no os enseño gormitis habitando una de mis jaulas decorativas porque anoche, cuando hice la foto, estaban ocupados en otros menesteres (probablemente, conquistar la mesa de estudio de uno de los gemelos)...

Por eso, cuando veo esas fotos tan maravillosas, me pregunto dónde esconden esos detalles infantiles que demuestran que en la casa hay niños...

¿Vosotras también tenéis "ayudantes" en la decoración de vuestra casa? ¿Qué es lo más insólito que os habéis encontrado?

PD: Estoy enlazando esta entrada a la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs
Separador
miércoles, 15 de enero de 2014

Los paquetes navideños

Haciendo limpieza en la cámara de fotos me he encontrado estas que no os había enseñado, y que muestran cómo me quedó el empaquetado de los regalos navideños para las profesoras y cuidadoras de mi trío infantil. Puedes ver el contenido de los paquetes aquí.

Ya comenté que a mí eso de envolver los regalos "en bonito" me parecía una bobada, pero es como todo, que te planteas vencer el rechazo a hacer algo y te embalas... 

Eso me pasó a mí haciendo estos paquetes, y creo que me quedaron bien bonitos:




Las bolsas de papel craft las hice siguiendo el maravilloso tutorial de Ideando Art (podeis verlo pinchando aquí), Me encanta que la gente comparta su conocimiento, y además, de una manera tan visual. ¡Gracias!


Las etiquetas, las saqué de World Label, donde se puede una descargar un pdf editable en el que poner los nombres.




Algunas bolsas, sobre todo las primeras, no quedaron tan perfectas como quería, pero es que hacer las cosas a las doce de la noche, es lo que tiene. Menos mal que tenía que hacer muchas y la práctica es al final un grado.





Además, para terminar de adornarlas, usé los medallones de pasta de sal (puedes ver cómo hacerlos aquí), y un poco de rafia de color fucsia.




Washi tape para cerrar los paquetitos...




Y una forma bonita de entregar un regalo:




Y esta fue mi primera incursión en el mundo del empaquetado "en bonito", que no será la última... De hecho, he guardado ya papel plateado de algunos regalos recibidos para poder hacer más bolsitas...

¿Os ha gustado mi estreno?

Un abrazo
Separador
lunes, 13 de enero de 2014

Planificando cambios

Yo no sé si a vosotras os pasa lo mismo, pero es empezar el año y ponerme a maquinar cambios.

El tema de aprender inglés/ponerme a dieta/ apuntarme al gimnasio lo tengo superado y no porque sea bilingüe, tenga tipo de modelo o corra la marathon de Nueva York, sino porque no me aportan ni me emocionan.

Pero lo que sí que me apetece y me "espolea" es planificar cambios en mi casa. Llevamos ya cinco años y medio viviendo en ella y aún hay cosas que no están rematadas o que es necesario renovar.


Y a la hora de ver qué cosas cambiar, anoche pensaba en algo que puede resultar, como forma de análisis:

"Si fuera la casa de otra persona, ¿que le aconsejaría cambiar?"

Porque muchas veces las cosas se ven mejor cuando se hace "desde la barrera", ¿verdad?. Y es que llega un momento que la vista se acostumbra a lo que tenemos en casa, y no ve las mejoras que se podrían hacer.
Ese es mi objetivo para este año: Hacer cambios en casa para terminar de rematarla o para darle otro aire.




Y algunos de los cambios que tengo ya en mente son:


  • Darle otra imagen al aparador del salón:



Es un mueble con muchísima capacidad, donde guardo parte de la vajilla de ocasiones especiales a la izquierda y otra un poco más corriente a la derecha. Pero claro, hay dentro tantas cosas que da una sensación de desorden tremenda. Así que unas cortinillas o visillos quedarán estupendos (por no hablar de cambiar los tiradores por otros de cerámica en color crema...)

  • Cambiar la cortina de la ventana de mi cuarto de baño:




Os la enseñaba aquí hace casi dos años. Se trata de una toalla de hilo muy antigua, que por eso ha empezado a agujerearse.  Para sustituirla, el año pasado hice una de ganchillo:




Pero al ir a colgarla no me convencía... Bueno, al menos me sirvió para estar entretenida un tiempo...

A lo que voy, que esta ventana necesita un cambio... Y he pensado en una cortina de hilo con vainicas...


  • Renovar el cabecero de mi cama:

Cuando nos mudamos,  hice el que se ve en la foto (el quitl ya no está colgado...): una barra de cortina en blanco roto decapado y dos planchas de espuma forradas.




Y el color nunca me terminó de convencer... Es un beig que ha tendido a amarillear y creo que le iría mejor un blanco roto... Esta opción, el sustituir la tela es quizá la más económica... Porque un cabecero de forja en ese color también me gustaría, pero mi marido los odia.

Por no hablar de poner más cojines grandes... 

Estas tres cosas han sido sobre la marcha, sin ponerme con demasiado ojo crítico en plan "es la casa de otra persona", pero me han servido para ir poníendome en marcha: ya tengo los materiales para renovar el aparador (los tiradores quizá sea más complicado...).

Y antes de despedirme por hoy, os quiero enseñar lo que me han traído los Reyes Magos en casa de mis cuñados:

¡Un bastidor con patas!




Para bordar, para acolchar... Estoy encantada con mi regalo, que sé que les ha costado muchísimo encontrarlo. Y es que le dije a un paje que me haría muchísima ilusión tenerlo, que "lo necesitaba"...

Así que estoy deseando estrenarlo.

Y vosotras, ¿también tenéis ese deseo al empezar el año de darle la vuelta a vuestra casa?

Feliz semana!!

Separador

También te puede interesar

Blogging tips