domingo, 27 de enero de 2013

"Patch", de Cath Kidston

Hace unos meses descubrí a Cath Kidston. Estaban montando un stand de ella en El Corte Inglés y me llamaron la atención los estampados de sus artículos. Pero como iba con uno de los gemelos no pude dedicarle demasiada atención.

Sin embargo, hace dos semanas descubrí que además de los productos ya hechos, tiene también libros, así que me metí en Amazon e hice un pedido.

Y el lunes pasado me llegó a la oficina:



Cuando lo recogí, simplemente le quité el cartón del embalaje, y lo metí en el maletín, porque me reservaba su lectura para el viaje a Pamplona que tenía que hacer por la tarde.

Aunque lo pone en la portada, fue una grata sorpresa descubrir las telas que incluye el libro, que son las necesarias para realizar el proyecto que viene en la portada.



Además de los 30 proyectos, incluye explicaciones básicas, que siempre se agradecen. Y como están en inglés, me obliga a practicar un poco.

Además del bolso, hay un par de proyectos que me anoto mentalmente:

Esta bolsa, para aprovechar los retales de otros proyectos.




Y esta colcha, al menos el patrón de la estrella:



Para ser sincera, el libro tiene pocos proyectos sorprendentes de los 30 que incluye...Vamos, que dando una vuelta por los diferentes blogs que existen se pueden encontrar mil versiones de los mismos. Y es que es lo malo que tiene comprar un libro sin ojearlo antes, que compras "a la aventura". Aunque teniendo en cuenta los precios que ví en El Corte Inglés, y las telas que incluye el libro, no es demasiado caro (19,95 euros, portes incluidos).

Por lo demás, sigo con mi manta de grannies, poquito a poco, que esta semana que hoy termina ha sido complicada (incluyendo una noche fuera de casa, durmiendo en Pamplona), la noche del día siguiente, que llegué a casa pasadas las once (y no tenía fuerzas para nada), y las primeras anginas de Celia...

Hablando del viaje a Pamplona: me fuí en un tren Alvia, que tarda poco más de 3 horas desde Madrid. Y la verdad es que estuve tentada de echar algunos ovillos de lana y la aguja de crochet, pero me dió vergüenza... Pero en el tren de vuelta, me dí cuenta de que una señora dos filas más adelante de mi asiento, iba haciendo crochet!!! Con lo largo que se me hizo el viaje y yo pensando en los cuadros que podía haber hecho....

Feliz semana!

Separador

2 comentarios :

  1. Jajajajaja Eso te servirá de experiencia para el próximo viaje.El libro no se como será pero las telitas que trae son lindisimas.
    Espero que Celia mejore.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. jajaja me ha encantado este post.. yo también voy mucho en tren por trabajo, en el AVE que es más rápido, pero mi marido siempre me dice que por qué no me llevo el patchwork jajaja
    Qué vergüenza!!

    En fin, que me quedo por aquí un rato más cotilleando tu blog.

    Besos!

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips