sábado, 29 de diciembre de 2012

Bloque 7 del Mystery Quilt

Ya estamos en el ecuador de las Navidades, y aprovecho el que esta noche no tengo nada en marcha para enseñaros el bloque 7 del Mystery Quilt, el bloque "navideño":







Y es que lo he dejado para esta época para ir acorde con la temporada, porque eso del "Chritsmas in July" no va demasiado conmigo...

Además, este bloque tiene un precioso y cierto mensaje: "A house without quilts is like a sky without stars" (una casa sin quilts es como un cielo sin estrellas).¿A que sí?. Porque las mantas y edredones acolchados, los caminos de mesa, son los que dan calidez a una estancia, lo que hace que una casa sea un hogar... además de proporcionarnos tantos ratos de relajo. 




Me encanta el árbol que parece movido por el viento:




Y la casa de las diez ventanas:



Además de terminar este bloque, tengo (¡por fin!) terminadas y colgadas las cortinas para la habitación de Celia, que las compré el 12 de octubre, y tenía delito no haberlas hecho antes. He ido haciendo fotos del proceso, por lo que queda pendiente la publicación del paso a paso (prometido).

Respecto al crochet, ya tengo las lanas, preparadas para empezar a aprender la semana que viene... Y es que necesito las "clases" de mi suegra, porque la otra noche estuve buscando video-tutoriales, pero a lo más que llegué fue a hacer cadeneta y a darme cuenta de que las lanas que había comprado eran demasiado finas (y así pude cambiarlas al día siguiente). Porque estoy deseando tener una mantita de lana tipo "granny", y mi madre se ríe, porque dice que ese será nuestro próximo proyecto (ya ha empezado este bloque 7). Así que he ido guardando en mi tablet (sí, Papá Noel fue generoso conmigo y me la colocó debajo del Árbol)

Y es que ya sólo nos quedan dos bloques, que abordaremos al terminar las Navidades, para poder acolchar mientras siga haciendo frío.

Espero que sigáis disfrutando de las Navidades.
Separador
viernes, 21 de diciembre de 2012

Planificando labores para esta Navidad

Ha sido un trimestre largo, y complicado: el paso de 2 a 3 niños ha sido duro, y además, compatibilizarlo con el trabajo, y algún que otro viaje por motivos laborales. Pero como dice la canción "I will survive", que es mi himno, y de hecho, he sobrevivido... más o menos.  Esta mañana, mientras estaba en el trabajo, le comentaba a una amiga que tengo muchas ganas de coser, y como he podido cogerme dos semanas de vacaciones, también tendré algo de más tiempo. No mucho más, pero podré alargar el rato de después de cenar un poco.


Porque mientras escribo esto, tengo a los gemelos jugando con un amiguito con la Wii y los famosos "Skylanders" y a la niña, que ya tiene ocho meses y medio, sentada en el sofá junto a mi, entretenida con unos papelitos...

Así que esta tarde, que las vacaciones de Navidad son en sí mismas un regalo por estrenar, estoy planeando las labores a hacer.

Y entre mis planes está aprender definitivamente a hacer crochet:




Hacer algún monedero para aprovechar retales:


Y como este año he sido muy buena, y sé que Papá Noel me traerá una tablet, habrá que hacerle una funda mona:


Desde que ví la de El patchwork de Kris, me quedé enamorada...

Y, cómo no, poner orden y limpieza en casa, seguir con el Mystery Quilt, y disfrutar de mis tres tesoros.
¡Feliz fin de semana!
Separador
viernes, 7 de diciembre de 2012

Bloque 12 del Mystery Quilt

Hacía mucho que no enseñaba mis avances en el Mystery Quilt de Veronique Requena, y eso no quiere decir que lo haya abandonado... Nada de eso: seguimos cosiendo y aplicando, escogiendo telas, buscando retazos para las flores, las estrellas y las alas de los pajaritos.

Hoy os quiero mostrar el Bloque 12, que aunque es el último según Vero, ya sabéis que no estamos siguiendo el orden. Y es de los bloques más bonitos:


Como siempre me pasa, un poco de plancha no habría estado mal, pero es que  tenía ganas de enseñarlo...

Según he ido haciendo bloques, muchas veces pensaba que este tipo de trabajos es como pintar, que resulta sorprendente cómo, sobre una tela lisa, pueden ir apareciendo flores, casitas, pájaros, así que cuando empecé con este bloque decidí ir haciendo fotos según avanzaba.

Al empezar, sólo la hierba y los troncos:


Luego, apareció la primera casita para pájaros:



Tras ponerle puerta y una ventana redonda, le tocó el turno a la casa grande:




Que también necesitaba  tejado y sus ventanas y la puerta, claro está:


El árbol a la entrada de la casa grande, unos bordados en la puerta, y una enredadera que aparece:


Y las hojas:


Junto a la casa pequeña, apareció un pajarito


Y más plantas crecieron alrededor de su tronco:


A la derecha de la casa grande había un gran hueco....


Donde apareció una gran flor...



Y por último salieron las estrellas, y dos grandes pájaros se unieron:



Y así quedó terminado el bloque número 12... Ahora, que me faltan sólo 3 (porque hay dos que no los he enseñado aún), alguna vez los he puesto todos en el suelo, para ver el efecto. Y resulta tan bonito!!!!.

Este fin de semana seguiré con mis bloques para el camino de mesa navideño, y mañana, a poner el Arbol de Navidad y a sacar todos los adornos de la época.

¡Feliz fin de semana!
Separador
domingo, 2 de diciembre de 2012

Primer Domingo de Adviento: corona de Adviento

Ya estamos en diciembre... Este año se me ha pasado volando, de la misma forma que se me pasan los días, que necesitaría que tuvieran 4 horas más.

En los blogs se ven ya decoraciones de Navidad, y aunque la tarea de sacar los adornos y poner el Arbol lo dejo para el fin de semana que viene (para la "Purísima"), este año he querido introducir una tradición en casa: la corona de Adviento.

Así que esta tarde, hemos cogido las velas, hemos rescatado un poco de hiedra artificial, y hemos preparado nuestra Corona de Adviento:


Las velas llevan unas medallitas antiguas, atadas con cordón encerado.

Una vez preparadas, hemos encendido la primera vela,


diciendo esta oración:
"Señor despierta en tus fieles el deseo de esperar la venida de Cristo, practicando las buenas obras, para que admitidos a su lado merezcan poseer el Reino Celestial, por Nuestro Señor Jesucristo....." 

La vela, lógicamente, la he encendido yo, pues no era plan tener dedos quemados, o peleas por ver quién la encendía. Aunque también, ha habido que encenderla dos veces,  para que pudiera ser apagada por los dos de mis hijos gemelos (mi niña todavía es muy chica, pero miraba alucinada el trasiego).

Y os dejo algunos ejemplos:







Source: bhg.com via Luz on Pinterest










Y esta es la historia:

El adviento es una ceremonia sencilla que significa tiempo de espera y preparación por medio de la reflexión, atención y oración. Tiene la finalidad de ayudar a las personas y familias a encontrar la manera de prepararse para la fiesta de Navidad.
Encuentra sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania), que en Diciembre colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera.
Se hace en forma de círculo con follaje verde, que recuerda la eternidad porque no tiene principio ni fin; representa los miles de años antes de la llegada de Cristo y la segunda y final venida que aún se espera.
Las ramas o follaje(abeto, pino, etc.) con que se realiza la corona, significa la vida de gracia, crecimiento espiritual y la esperanza.
La corona lleva cuatro velas distribuidas en el círculo que significan la época de la oscuridad, disipándose con cada vela que se enciende cada Domingo y una oración distinta, hasta llegar el resplandor de la luz en navidad, con el advenimiento del Jesús.
(La información la he sacado de aquí)


Que paséis una feliz semana (con día de fiesta entremedias, que el jueves es el Día de la Constitución)
Separador
viernes, 30 de noviembre de 2012

Esas pequeñas labores

Hay labores pequeñas que son perfectas para hacer en ese rato después de la cena, mientras todos están dormidos o viendo un partido de futbol.

Labores para hacer con trocitos de tela que van sobrando de otras labores más grandes, esos trocitos que nos da pena tirar, pero que guardamos para un "por si acaso".

Labores para "desengrasarnos" de un proyecto largo, que parece que no avanzamos...

Hace unos fines de semana, un sábado, estuve dándole vueltas a qué podía hacer, y esto es lo que pensé: Un llavero casita:



La idea la saqué del blog "My Very Educated Mother":



Pero me parecía que le faltaba algo, y por eso le bordé puerta y ventanas... Y si no hubieran sido las doce de la noche pasadas, incluso le habría bordado una enredadera:



Pero como no será la última que haga, tiempo habrá para ir aplicando detalles;


¿Y dónde colgarla?  Puede servir para un llavero, o con las telas apropiadas, para adornos del Arbol de Navidad... O en un tamaño mucho mayor, y con un relleno que pese, como topes para puertas. El caso es coser.... Y de momento, a Celia le gusta pasársela de una manita a otra.

Esta semana, he estado planeando mi camino de mesa navideño... que me ha agobiado bastante. Y el agobio ha sido por comprar las telas antes de tener claro el diseño... Las telas son muy simples, con unos estampados en dorado. Pero cuando me puse a buscar modelos, los que me gustaban eran para telas en colores fuertes. Así que ya que las telas no son ninguna maravilla, he tenido que optar por esforzarme un poco y hacer unos bloques de estrella tipo "el cuadrado dentro del cuadrado". Así que tengo ya "deberes" para el fin de semana.

¡Que disfrutéis de estos dos días de descanso!

Separador
jueves, 22 de noviembre de 2012

Telas de mercadillo

Me encantan los mercadillos, y estos últimos meses he tenido la ocasión de ir varias veces al que ponen los viernes en el pueblo donde vivo.

No se trata de un mercadillo sofisticado, pero hay varios puestos que, cuando puedo ir, siempre visito: uno de ropa donde encuentro vestidos de algodón bordados que son una maravilla, otro de bolsos de piel estupendos, y otro de telas para casa.

Y en este último puesto, el viernes del puente de Todos los Santos compré una tela para hacer manteles anti-manchas... Hasta ahí nada especial. Pero es el estampado lo que me gustó:


¡Un toile de jouy en tonos azules!

Y con el medio metro que compré, he tenido para hacer cuatro manteles individuales. Este tipo de manteles los uso mucho, sobre todo para los desayunos de los niños, y el que sea anti-manchas garantiza (aunque sólo un poco), que puedo quitar esas gotas de leche con colacao con una toallita, y tenerlos casi impecables durante más días.




Para contrastar, les he puesto un bies en tono rojo, que le rompe la uniformidad del azul, y los hace más informales:



Y como no sabía cuándo podría volver al mercadillo, compré otro medio metro en tonos rosas. Para una bolsa para llevar el tupper al trabajo, quizá...

Hace unos días, una amiga me preguntaba si tener una máquina de coser le sería útil. Estos mantelitos pueden ser un ejemplo: la tela me salió por 3 euros; el bies, por un euro más. Y tengo lo que necesitaba: unos mantelitos a mi gusto (con tratamiento anti-manchas) y bonitos (porque para servir el café tras una comida formal pueden quedar ideales).

Y un secreto: el juego de azucarera y tetera que aparece en la primera foto también lo compré en un mercadillo...
Separador
domingo, 18 de noviembre de 2012

Probando el Dresden

Por fin esta tarde de domingo tengo un rato para hacer fotos de las cosas que he ido haciendo estas últimas semanas y que por unas cosas u otras no he enseñado.

Y una de ellas es un pequeño tapete con la técnica del "Plato Dresden":



Las telas de flores pertenecen a la colección "Papillons" de Moda, que me gustó tanto el charm-pack que usé para la mantita que compré tres fats de la misma colección:





El patrón: bueno, después de buscar mucho por la red, al final me decidí por el que ofrece Esperanza en su blog "Patrones del Sampler", pero como me resultaba pequeño, lo aumenté bastante.

Las telas son tan preciosas que da pena usarlas en algo que no se luzca:




Lo más complicado fue redondear los bordes, pero me encanta cómo ha quedado.



Así que me guardo el patrón, para poder replicarlo en un cojín, en una aplicación para una toalla...
Separador
lunes, 12 de noviembre de 2012

El virus del patchwork

Bastantes días sin escribir, pero no sin coser: unos cojines, otro bloque del Mystery Quilt, mi primer "plato de Dresde"...Pero llevo un par de semanas que cuando por fin consigo sentarme en el sofá, de lo único que tengo ganas es de sacar la bolsa donde guardo los retales del bloque que me ocupa y coserrrrrrrrrrr.

Pero esta noche, cuando todos están por fin dormidos, quería hablar de este virus del patchwork que poco a poco va atrapando a mi madre y a mis amigas.

verykerryberry


Mi madre, que esta tarde estaba tomando café con sus amigas y les hablaba de su Mystery Quilt, de lo emocionada que está con él, y una de ellas le preguntaba si era difícil... Por no hablar de mi sobrina de 3 años, que dice que el bloque del ángel lo ha hecho ella... Que tan enviciada está mi madre que se niega a enseñarme los puntos básicos del crochet, no sea que perdamos el ritmo de este mini-SAL materno-filial que empezamos en verano.

Y mis amigas... Hoy, una de ellas, me contaba que al ir a comprar un retal, se ha vuelto a casa con un charm-pack. Y esta noche, que estoy tan cansada que ni sacar los hilos me apetece, me acuerdo de ella, que está en Israel, y la imagino mirando su paquetito de telas, pensando en cómo emplearlos. Tan lejos en kilómetros y tan cerca en la afición.

Otra de mis amigas, que ya es veterana, me manda fotos para mostrarme los preciosos tapetes que hace. Esta es de las valientes, de las que acolcha a máquina (lo veo tan complicado), y perfeccionista, capaz de quitar un bies porque no le convence cómo le ha quedado. Y yo le mando fotos en primicia de mis compras, o de cómo llevo el Mysteqy Quilt y nos animamos mutuamente, en los momentos de bajón, cuando sólo podemos mandarnos aliento por chat.

Y por último, está mi amiga que dentro de poco marchará a Noruega y que aparte de sus moldes para hacer maravillosas galletas (que además de ser preciosas tienen un sabor que quita el sentido), meterá en el camión de la mudanza su nueva máquina de coser, porque el virus del patchwork se lo hemos inoculado...

Porque lo que empezó siendo una amistad porque estábamos embarazadas a la vez o porque seamos multi-mamás, al final evoluciona, y hemos descubierto que estábamos deseando que el virus del patchwork nos hincara el diente.

Y sé que muchas más se unirán; sólo es cuestión de tiempo...

Buenas y costureras noches.
Separador
miércoles, 31 de octubre de 2012

Un bote para las telas


En mi intento por tener mis telas ordenadas, he encontrado el recipiente perfecto para los fat-quarters enrollados: ¡un bote de leche de bebé!

Animada como estaba con el decoupage tras decorar las perchas, me decidí a hacer lo mismo con un bote de leche que tenía guardado (con este bebé, no tengo tantos botes guardados...), con las mismas servilletas.
Así que tras darle un par de manos de gesso (para que agarrara mejor, y además, para tapar el dibujo de la marca), me puse a pegar la servilleta:


Como siempre, tras hacer la foto, veo que en el borde de la tapa me podía haber esmerado más...


En la tapa, como no le dí gesso, parece que la flor está pintada; es bonito el efecto...

Y es que este bote tiene la altura ideal:


Caben perfectamente los fats que compré el otro día en Creativa Madrid, y así, además, los tengo ordenados y no amontonados con el resto de telas, que tengo un rincón del salón que parece una tienda de retales.

Porque esto demuestra que no se puede tirar nada...

Y cómo hoy es víspera de fin de semana muy largo, tengo la cabeza pensando en qué puedo hacer (además de seguir con el Mystery Quilt): hacer las cortinas de la habitación del bebé (tengo la tela y la cinta de fruncir, pero lo que me faltan son ganas de tomar medidas), unos cojines para el salón (con un retal comprado en un mercadillo) y un tapete para la mesa de centro del salón... Intentaré hacer al menos una de estas cosas.
Separador
domingo, 28 de octubre de 2012

Casitas para pájaros

Me encantan las casitas para pájaros, y no porque me gusten especialmente las aves. Pero me fascinan estas pequeñas construcciones de madera, y poco ha poco voy coleccionándolas.

La semana pasada, en Creativa Madrid, compré varias casitas, y ayer sábado, aprovechando un momento de tranquilidad, me puse a decorarlas. Las tardes del sábado son propicias para sacar los botes de pintura americana y los pinceles, y a buscar papel para imprimir. Y el resultado me ha gustado:



Una casa "grande" y cuatro pequeñas...




Los papeles que he utilizado son con motivos Tilda, que he encontrado en esta web: Laminas decoupage.

Y la pintura america en los frontales está muy diluida en agua, para dar un efecto de pátina (antes de nada, les dí una mano de gesso), y en en los bordes, sin diluir.

Una vez terminadas, esta tarde de domingo, las he colgado en la pared de la escalera:


La escalera de mi casa es una especie de galería de mis cuadros de punto de cruz y estas casitas acompañarán...

Y sus colores, darán el contrapunto a las otras casitas que ya están:


Está es de Maisons du Monde, y por detrás tiene una puertecita... perfecta para que uno de mis hijos haya metido a un peluche, que ha tomado posesión de la morada.



De estas dos, la de arriba es de Casa, y la otra, es de una tienda de chinos, que pinté de blanco.




Y así quedan mis tres casitas grandes...

Tras guardar las pinturas, me puse de nuevo con el Mystery Quilt, con el bloque 12, que lleva muchísimo trabajo (y muchísima descarga de estress).

Que paséis una feliz semana (esta es de las cortas, que el jueves es fiesta, y el viernes, habrá que hacer puente)

Separador
domingo, 21 de octubre de 2012

Mis compras en Creativa Madrid

El viernes me fui a Creativa Madrid con mi madre, aprovechando que tenía el día libre. La otra opción era poner en orden mi casa...

Así que nos fuimos para allí, un poco sin saber qué nos íbamos a encontrar, y al final, nuestras expectativas se vieron superadas.

Las fotos que hice allí no tienen buena calidad, así que mostraré mi "botín".

Uno de los stands que más me gustó fue el de "Mi casita de parch", no sólo por las cosas tan preciosas que tenían, sino también por su amabilidad.

En este, fue donde más compre... Y porque mi madre me sacó casi a rastras.

Empecé con un lote de telas:



Son tan amorosas como parecen en la foto! Y ya tienen proyecto:









Tenían también este libro, y nos lo trajimos, para luego no tener que estar pensando en qué usarlas...

Tras dar otra vuelta, nos pasamos de nuevo, porque había cosas que no había comprado y me daba la sensación de que luego me arrepentiría:



Un par de metros de esta cinta... Para adornar camisetas, por ejemplo



Estas cintas navideñas, de Lynette Anderson (ni idea de dónde usarlas, pero esto no caduca...)





Más telas, que pueden combinar bien con las primeras. Y un fat de lino con el abecedario, que puede quedar bien en unos corazones para las puertas, por ejemplo.

Y por último....



Este pack de telas me enamoró en la "primera vuelta", pero no tenía nada claro para qué usarlas.  Y ahora que las miro de nuevo, pienso en usarlas en unos cojines, combinándolas con lino el color crudo...

 En la siguiente parada, unas casitas de madera para pájaros:


Cuatro pequeñitas y una un poco más grande, para completar mi colección de este tipo de casitas que tengo en la escalera de casa. Pero estas, y tomando como idea la decoración del stand, irán colgadas en la pared... Este es mi próximo proyecto de pintura, que tendrá que esperar al menos al próximo fin de semana, aunque de momento, ayer ya les dí una mano de gesso...

En JL Quilts, nos volvimos locas comprando telitas en trozos:


Mi madre cogió también (emocionada ya por tener su propia coleccion de telas). Las más graciosas, unas con el estampado de Cars (para hacer unas fundas para las flautas de los gemelos), y las dos con estampado de Halloween.

Y más telitas:


Tres fats en tonos verdes, para el bloque navideño del Mystery Quilt, y un mini charm-pack, 

Y como no todo es parchwork en mi vida, tuvimos el momento loco:





Colgantes de muñequitos (niños y niñas)...

Y calaveras:


A una de mis sobrinas ya le he hecho una pulsera (rosa, por supuesto), y otra para mí, que ya enseñaré...

 En resumen, lo pasamos divinamente, no solo por las compras, sino por tener una mañana para nosotras, sin niños quejándose, ni maridos poniendo cara de aburrimiento. Eso sí, a estos sitios hay que ir con el dinero contado, en metálico (aunque con la tarjeta por si acaso...).

Y mi madre, que volviendo me preguntaba si todos los años lo organizan...

Feliz semana!






Separador

También te puede interesar

Blogging tips