miércoles, 20 de abril de 2016

De escarlatinas, varicelas y pintores



Han pasado ya dos semanas desde la última vez que te conté algo sobre mis labores... Y es que a veces los astros se alinean diabólicamente y todo se junta.

Aunque esta alineación tenga fecha de caducidad.

Pero mientras, está siendo duro.

El 6 de abril empezó la aventura de la eliminación del gotelé de mi casa. Ya, sé que estás pensando que estamos locos, pero la casa necesitaba una mano (o dos) de pintura, y cuando el verano pasado intentamos hacerlo nosotros por nuestra cuenta, el gotelé se empezó a caer...


(lo peor fue oír renegar a mi marido, que vaya poco aguante que tiene ante las dificultades con la pintura)


Viendo que necesitábamos la intervención de profesionales, decidimos posponerlo hasta la primavera.

Y la primavera llegó, y con ella, el equipo de pintores que iba a quitar el gotelé. Como el tema sobre qué hacer, qué no hacer y qué esperar de una aventura como esta da para mucho, te prometo que te lo contaré otro día, cuando tenga ya mi casa con las paredes suaves y sin polvillo blanco en los rincones más insospechados. 

Empezamos por el salón... centro neurálgico de cualquier familia. Así que tocó hacer la vida familiar en mi dormitorio, donde gracias a la incompetencia a la hora de hacer el cableado vertical de una compañía de teléfono, pudimos colocar el router y el decodificador de la televisión digital, ya que en su momento, no pudieron poner fibra óptica y nos tuvimos que conformar con ADSL.


(Y con semejante panorama, entiende que no me apeteciera ponerme a coser bloques del Splendid Sampler, por mucho que tuviera todas las telas y patrones a mano)


 Entonces, Celia enfermó de Escarlatina.

Y a los dos días, ya mientras colocábamos de nuevo el salón (y las cien mil cositas que lo pueblan), mi gemelo mayor decidió coger anginas.


(Pero ya teníamos de nuevo el sofá colocado... y además, dos abuelas estupendas dispuestas a acoger a dos criaturas enfermitas)


Y empezaron con el pasillo y mi dormitorio.... Y los dos enfermos pudieron volver a su casa llena de polvillo y al colegio.

Y entonces, el lunes, el gemelo pequeño se decantó por la varicela.

Otra vez, las abuelas salieron en nuestra ayuda y se ofrecieron para acoger al enfermito que faltaba, y esta vez le tocó a mi madre, porque así, cuando dejo la cena preparada, puedo ir a verle y llevarle un poco del paté que tanto le gusta.

Y así estamos, con la perspectiva de otras tres semanas de pintores, con mi niño recogido por mi madre y con poquitas ganas de coser... De pintar sí he tenido ganas, y ya te enseñaré las lámparas.

Así que mientras pasan los días, me repito la frase de la imagen que te enseñaba al principio: "Mantén la calma e ignora el polvo".

Feliz semana







Separador

26 comentarios :

  1. Ay, Dios, yo creo que ya no tendría paciencia para sobrellevar todo eso. Ahora leyéndote he tenido muchos recuerdos, y sonrío, así que sólo te puedo decir que muchos ánimos y ya nos seguirás contando... Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Verdaderamente cuando vienen las cosas siempre vienen a la vez y en el peor momento. Me imagino perfectamente tu situacion y gracias, siempre gracias a los abuelos, podemos ir capeando el temporal.
    Espero que este ultimo gemelo ya este bien, que es lo mas importante, y lo de la casa con mucha paciencia y poco a poco volvera a estar todo en su sitio y limpio.
    Besos y saludos de Marijose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! El de la varicela parece que ya se le empiezan a secar los granitos, así que vamos bien.
      Bss

      Eliminar
  3. Solo puedo decirte que tengas paciencia, parece que todo va a durar siempre, pero se pasa, asi que no te desesperes.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Pues si. Muchas paciencia y animo que en unos días tendrás tus paredes lisitas y tus niños como nuevos :D
    Muxus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! Cuando tenga la casa reluciente no me lo voy a creer. Lo de los niños, ya se sabe...
      Bss

      Eliminar
  5. Ay, Luz!!! Yo no hago más que retrasar el momento pintura de la casa... ¡¡que pereza me da!! Y lo de los peques... pues que se va a hacer, eso si que es lo que toca, y mientras que no te cojan varicela los otros dos...
    Ánimo, que como bien dices, tiene fecha de caducidad, y en breve podrás disfrutar de una casa preciosa, limpia y llena de color.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Chica ¿quien dice que las mamas no tienen un "algo" especial para soportar cualquier adversidad?
    Meter "profeionales" en casa es toda una loteria y al final pocos saben hacer y menos terminar en tiempo..en fin..toquemos madera y miedo me da a mi empezar, porque algún día tendré que empezar..pero mientras tanto te mando energia para resistir.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Y lo peor ya sabes lo que ha sido, el no poder coser....
      Besitos

      Eliminar
  8. uffff que semanitas!! pero lo importante es que los niños se vayan recuperando y si encima te queda el piso monísimo de la muerte pues hija no puedes pedir más ;)
    Bsos y muuuucha salud

    ResponderEliminar
  9. Jolín cuanta complicación has tenido Luz, menos mal que tienes ayuda que si no mueres desfallecida ante tanta adversidad, me alegro de que ante todo seas positiva y te lo tomes con paciencia.Deseo que todos tus peques estén ya bien y que la pintura y el gotelé se haya acabado por fin.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ross. De momento, sólo hay 1 gemelo con varicela... Y a la pintura todavía le queda (faltan por empezar 3 habitaciones, y van a semana por habitación...)
      Besitos

      Eliminar
  10. Supongo que conoces la frase: " me lo dices o me lo cuentas" Yo ese capítulo ya lo pasé, a Dios gracias. Como tú, con gemelos y otra criatura pequeña. A veces me las he visto y deseado con la variación de que a penas recurrí a las abuelas. Pero a grandes males, grandes soluciones aunque no sean del todo ortodoxas. Así ya, no pintaré en la vida. Alguna vez te lo contaré.
    Mientras, detrás de una cosa otra... ya llegará el final. Y lo primero, la salud, que es mucho más importante, ¿No crees? Mis mejores deseos bonita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, Nita, sé que me entiendes, je je je... Y me tienes que contar por qué no vas a pintar...
      Besitos

      Eliminar
  11. Vaya por Dios!! menudo panorama tienes...pero lo importante es que es pasajero y en nada ya tienes a tres toritos dando guerra...mientras tanto muchos besitos y paciencia...
    BiKos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, lo bueno es que es pasajero, así que es el consuelo.
      Bss

      Eliminar
  12. Se lo que es pasar por una gran reforma y solo puedo decirte que espero que te hayas alterado lo menos posible y lo hayas sobrellevado medio bien. ¡Es una situación tremenda!. Lo del gotelé....ni mencionarlo, mejor.
    Ahora la parte buena.....verás lo precioso que te queda todo y cuanto lo disfrutas. Cuando no puedas más, piensa en esto.
    Un beso.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que me entiendes... Todavía queda la mitad, pero está mereciendo la pena... Y además, ya colgué las lámparas pintadas, así que estoy de estreno.
      Besitos

      Eliminar
  13. Se lo que es pasar por una gran reforma y solo puedo decirte que espero que te hayas alterado lo menos posible y lo hayas sobrellevado medio bien. ¡Es una situación tremenda!. Lo del gotelé....ni mencionarlo, mejor.
    Ahora la parte buena.....verás lo precioso que te queda todo y cuanto lo disfrutas. Cuando no puedas más, piensa en esto.
    Un beso.
    María

    ResponderEliminar
  14. Ya decía yo que mucho tardabas en publicar. Lo que no sé es cómo has podido contarnos este cúmulo de inconveniencias. Pues nada, ánimo y paciencia, mucha keep calm. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Menuda complicación Luz! Lo importante es que los niños se mejoren cuanto antes y las obras es cuestión de mucha paciencia!!!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  16. Hola Luz!! Pues tienes razón...cuando las cosas se tuercen parece que todas se pongan de acuerdo para fastidiarte el momento!! Espero que tus peques estén ya recuperados y tu casa luzca estupenda!!
    Ya nos irás contando!!

    Saludos^^

    Marta

    ResponderEliminar
  17. Pobrecita!!! Pero tu puedes con lo que te echen!!!! Que te sea leve. Besicos.

    ResponderEliminar
  18. Ufffff, es que todo se junta, yo llevo algo más de una semana de pesadilla.
    Y cuando mis hijos eran pequeños pillaron varicela y me la pegaron,jejejeje, estábamos los tres que era un cuadro vernos, y mi madre de enfermera 24 horas porque mi marido tenía que trabajar y no daba a basto.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips