domingo, 26 de marzo de 2017

Todos necesitamos un hogar



Quizá sea muy obvio, pero todos necesitamos un hogar...

Y por eso, el primer bloque del BOM de Jenny of Elefantz me resultó tan fácil y tan emotivo de hacer.

Porque aunque parezca obvio, un hogar es un hogar.

Un lugar al que poder regresar tras terminar la jornada. Donde nos esperen un par de abrazos y un kilo de besos...

Y es que durante nueve meses, mi hogar ha estado incompleto, porque por motivos de trabajo, el año pasado en el mes de junio, mi marido tuvo que irse a vivir a Valencia.

Todos los domingos por la tarde, después de comer, tocaba el momento de la despedida, del esperar a que esa fuera la última vez que la maleta azul estuviera todo el fin de semana en nuestro dormitorio, a la espera de que llegara el domingo.

Ahora, después de 3 semanas en los que los domingos han dejado de ser el día de la despedida, te puedo contar que no recuerdo si ha sido fácil o difícil.

(quizá porque el trío ha ayudado bastante y se adaptaron a tener padre sólo los fines de semana)


Pero sí recuerdo que la semana antes de que se tuviera que ir, allá por el mes de junio del año pasado, yo iba llorando por los rincones.




Porque aunque sabía que sería capaz de no volverme demasiado loca estando sola con el trío, sabía que iba a ser difícil.

Pero la otra parte de la familia, la que tenía que irse, se enfrentaría todas las noches a un piso solitario.

Sin risas, sin las peleas de "¡Niños a la duucchaaaa!", de las ocho de la noche, sin los besos de antes de dormir.





Porque puedes tener un techo bajo el que dormir, pero eso no significa que sea un hogar.  De hecho, a veces puede parecer que ese techo se te cae encima.

Y de repente, una llamada lo cambia todo. Y toca deshacer la mudanza, llenar la maleta y decir adiós a un piso que no ha sido un hogar sino simplemente, el lugar donde se dormía y se echaba de menos todo lo que estaba a 370 kilómetros.

Porque hay caminos que cuesta hacerlos de ida, pero de vuelta se hacen cortos.





Y por eso, cuando esta tarde de domingo, me asomo a mi dormitorio y veo a mi marido tumbado viendo la televisión y arropado con una de mis mantas de patchwork, mi corazón se llena de tranquilidad por el viaje que este fin de semana tampoco ha tenido que hacer.

Porque los momentos difíciles enseguida se olvidan, pero hay que tenerlos guardaditos en la cabeza para no olvidar que de todo se sale, que hay separaciones que terminan y que todo termina.


Feliz semana!

Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.

Separador

28 comentarios :

  1. Qué entrada tan emotiva. Y coincido en que un techo no es necesariamente un hogar, un hogar lo hace una familia, los seres queridos que le dan calor, las discusiones, los momentos felices, de chachara, el compartir, las relaciones que son tan intensas al interior de una familia. Con todo eso recordé de pronto cuando me mudé a otra ciudad por una temporada, fue bueno porque aprendes cosas y a conocerte a ti misma, pero la soledad pesa bastante.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la soledad impuesta es terrible...
      Bss

      Eliminar
  2. Qué bonita entrada. Ha sido como un embarazo. Nueve meses de espera con un precioso bebé de nuevo en casa. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que todo vuelva a la normalidad después de los nueve meses de idas y venidas. Ahora a disfrutar de cada momento con los tuyos.
    El bordado te ha quedado divino. Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo curioso es que parece que nunca hubiéramos estado separados... enseguida se acostumbra una a lo bueno
      Bss

      Eliminar
  4. Que bonitas palabras Luz y cuanto me alegro de que por fin lo tengas en casa. Estas cosas vienen bien para que nos demos cuenta de lo que tenemos, pero se hace duro. Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que ya esté de vuelta no sólo los fines de semana, y que todo vuelva a la normalidad. El bloque está muy lindo. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Un bloque precioso. Esa oca ya ha encontrado su hogar,
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! Y además, formará parte del proyecto de los bordados del año pasado.
      Bss

      Eliminar
  7. Luz preciosa entrada, me alegro que todo vuelva a la normalidad!!! Un beso!!!

    ResponderEliminar
  8. Ayyyy qué bien que ya esté de vuelta. A mí me ha pasado parecido con mi hijo de Erasmus, es distinto porque es una experiencia única para él y no es tan duro como lo sería para un padre de familia pero la casa estaba vacía y le echamos mucho de menos.
    Besos y a disfrutar de la familia ahora que estáis todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por muy bien que se lo estuviera pasando tu hijo, el hueco está... Lo mejor de estar ya todos juntos es cuando le veo viendo las motos un domingo por la tarde...
      Bss

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Tú sabes lo duro que ha sido... gracias por el apoyo, preciosa.
      Bss

      Eliminar
  10. Que entrada mas emotiva Luz, casi no he estado pendiente de la labor si no mucho mas de tu relato personal. Como dices hay que tener presentes estas experiencias, son las lecciones de la vida que diría mi abuela. Lo importante es que tus niños siempre han tenido a sus papis y vosotros siempre os habéis tenido incondicionalmente. Ahora es tiempo de disfrutar "a tope" sin distancias.
    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños lo han llevado bien por lo que tú dices, porque era una separación forzosa y sabían que no era por otros temas. Mi madre siempre se lo ha recordado, que su situación era buena comparada con la que pasan otros niños.
      Bss

      Eliminar
  11. Yo soy de las que odian la soledad. No me gusta nada, debe ser que soy muy social jajaaaa. Me encanta tu entrada. Es tan emotiva.....
    Muchos besos.
    Marìa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando te toca estar sola, te dedicas a hacer cosas preciosas... así que nunca estás del todo sola.
      Bss

      Eliminar
  12. Hay luz, cuánto te comprendo y no te sientas floja por tener que llorar por la ausencia, que sabes regresará, el amor lo llena todo, no cabe otro elemento. Qué bonito el día en que mis padres me visitaban en el internado, el poco tiempo que podía disfrutar de su compañía hasta después de comer era felicidad, luego la despedida, fuera de su presencia era un río de lágrimas. Estar tan rodeada de chicas de mi edad y sentirme sola era un tormento. Ahora vuelvo a la soledad. No puedo decir que esté acostumbrada, pero he aprendido a soportarla y procurar reemplazarla por la creatividad.Ésta labor es como un canto al amor. Precioso Luz. He visto también los anteriores trabajos. ¡Jolín qué bonitos! como todo lo que haces. Besos bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Si mi marido hubiera sabido coser o bordar, se habría sentido menos solo, je je hje.
      Besitos

      Eliminar
  13. ¡Ya pasó! Ahora a disfrutar de los momentos juntos ;-)

    ResponderEliminar
  14. Que bonita entrada! y que suerte tiene tu marido de que se le quiera tanto ;)
    Me alegro mucho que todo este ya solucionado y que vuestro hogar vuelva a estar al 100%.
    Bsos guapa

    ResponderEliminar
  15. Te entiendo perfectamente. Yo también he pasado temporadas lejos de Jesús, y lo he llevado francamente mal. Y te doy la razón cuando dices que un techo bajo el cual dormir no es un hogar. Me alegro y mucho de que ya esteis los 5 juntos de nuevo.
    El trabajo es precioso, he ido descargando todos los patrones gratuitos de Jenny y los tengo a buen recaudo, así que algún día me pondré manos a la obra.
    Un besito grande

    ResponderEliminar
  16. Un trabajo precioso!
    Que entrada tan emotiva! Las despedidas siempre son difíciles...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Qué bonita la entrada, Luz. La verdad que los niños llenan una casa, con sus risas, sus peleas, sus tareas del cole (agotadoras e interminables) .... y sus besos de buenas noches, pero su padre es muy importante en su día a día, tanto para ellos como para nosotras. Me imagino que habrá sido muy duro, pero por suerte ha vuelto la normalidad.
    Tu bloque precioso, yo le he copiado pero no lo he empezado. Este segundo trimestre de cuarto de primaria por partida doble (mellizos), me tiene agotada. Apenas he tenido tiempo de coser ni de aparecer por mi blog ni por los de ustedes, con lo que mes gusta. Pero bueno son etapas de la vida que hay que ir pasando y primero son mis hijos y después son mis aficiones, eso lo tengo asumido y no es ningún problema. Lo que pasa es que paso desconsuelo cuando veo las maravillas que hacen las demás.
    Que disfrutes en familia, Luz, es lo mejor de la vida.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que tenías mellizos!!! Bueno, siempre puedes intentar contagiarles tus aficiones, y así compartís el tiempo.
      Besitos (y sí, la familia es lo mejor)

      Eliminar
  18. Me alegro que toda haya vuelto a la normalidad y que tu hogar este otra vez completo. Son etapas que nos toca vivir, en mi casa ha pasado mucho y de lo que estoy segura es que para el que ha sido mas complicado es para el que todos los domingos tenia que coger la maleta.
    El bloque precioso pero con la entrada tan bonita que has hecho casi ha pasado de puntillas.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Qué bonita reflexión y el bordado es precioso ;)
    Salu2

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips