viernes, 9 de septiembre de 2011

Un cubito de zinc

Esta vez le ha tocado a un pequeño cubo de zinc que compré antes del verano en la sección de manualidades de Carrefour (recomendable echar un ojo de vez en cuando).

Una cosita sencilla, pero que como siempre, queda resultona. Y no es que me haya olvidado de mis costuras, del patchwork y demás, pero es que de vez en cuando, conviene hacer un paréntesis y retomar pequeños trabajos que estaban pendientes. 




Cuando vi este cubo no me pude resistir a echarlo al carro: era pequeñito, de unos quince centímetros de altura, y tenía muchas posibilidades. 

Y además, cuando se lleva ya tiempo haciendo manualidades, se supone que se tiene ya material en casa, por lo que abordar una pequeña tarea como es decorar un cubito no implica tener que hacer más desembolso que el del objeto en sí.




 Lo primero, como siempre, el par de capas de gesso, por la parte de fuera. El asa metálica la dejé en "crudo", y para evitar que se manchara el agarrador de madera, lo forré con cinta de carrocero (otro elemento en el "fondo de armario" de una aficionada a las manualidades). 



Y ahora, la pintura:

Esta vez, he usado pintura acrílica, en color "mantequilla". Y digo esta vez, porque tengo varios cubos también de zinc, que pinté con esmalte, con lo que efecto era más brillante y espectacular. Pero "lo malo", es que luego hay que andar usando aguarrás para dejar las brochas impecables, y sinceramente, no estaba yo para tanto tinglado...

Así que dos capitas de pintura, y listo.

Para decorarlo, usé una imagen impresa en papel (con la impresora de inyección de tinta), que tenía guardado en un cajón.  Para pegarla, un poco de cola blanca, y por encima, dos capas más, para protegerla del barniz en spray que remata esta tarea.


Y terminado:


Esta mañana la puse en una de las baldas de la cocina, con un bote de cristal en su interior, donde intento que echen raíces unos esquejes de photo. Las baldas son de IKEA, muy estrechitas (son soportes para cuadros y papeles), pero son perfectas para poner mis latas de té, bandejas con decoupage y botes con especias.

Y mientras escribo esto, hago tiempo para que se seque bien el pegamento que he usado para la funda de mi e-book... que aunque será objeto de la próxima entrada del blog, aquí os presento un pequeño adelanto:


¡Buen fin de semana!
Separador

4 comentarios :

  1. Hay que ver el cambio que le das a las cosas, es impresionante lo que bonito que te ha quedado.
    La próxima vez que vea un cubo de zinc me acordaré de tí y lo echaré al carro de la compra.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. te ha quedado muyyyyyyyy bonito y además muyyyyyyy útil¡¡¡¡ que gran idea¡¡¡¡

    besitos y feliz fin de semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Bueno pues el resultado final, me encanta!. Es cierto que es fácil de hacer pero lleva su tiempo. Precioso. Te ha quedado precioso. Un abrazo. Montse de lostrastosdemontse.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado estupendo, yo tambien tengo uno esperando tunearlo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips