jueves, 24 de noviembre de 2011

Un cojín navideño

Sigo con la semana complicada... pero he tenido tiempo para terminar mi cojín de Navidad.


La idea la tomé de una revista, que lo proponía como mini-quilt con más yoyós (aunque más pequeños) y aplicaciones de regalos. Pero me gusta hacer mis variaciones.

Para ello, he usado una funda de cojín que tenía comprada en Primark (de esas compras "ya se me ocurrirá en qué lo uso"), retales del tapete navideño, y los botones que compré en Pontejos este verano.


Y es que los botones son una monada:


Así que una vez terminado, lo he guardado junto al tapete, a la espera de que sea el momento... Aunque me pregunto cúanto tiempo estará el cojín limpio, y con todos los yoyós....

A ver si tengo ánimo y fuerzas y paso a máquina unos manteles individuales, pero es lo de siempre: me da muchísima pereza poner la máquina de coser... 

Y a ver si el martes que viene sabemos ya si mi futuro bebé es niño o niña y empiezo a prepararle su ajuar, poniendo en práctica todos los patrones e ideas que tengo guardadas.






Separador

1 comentario :

  1. Qué buena idea has tenido!

    (espectantes estamos de que nos digas...)

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips