martes, 11 de marzo de 2014

Primer intento frustrado con trapillo

El jueves pasado me decidí (¡por fin!) ha empezar con el trapillo. Después de ver todos los cestos y alfombras que van haciendo otras blogueras o amigas, pensé que era el momento de lanzarme a ello. Y empezar con una alfombra circular. Así que me fui a la mercería, compré un ovillo azul y una aguja del 15 y me puse a la faena. Al ver que me iba a quedar corta, compré 3 ovillos más en un tono beig brillante (estos en una tienda de chinos, porque en la mercería no les quedaba más que azul).

Y este fue el resultado:




Aunque a Celia le ha encantado esta alfombra, nada más ponerla ayer a la entrada de mi cuarto de baño, decidí deshacerla.... Los gemelos me decían que no, "Mamá, que te ha quedado bien", mis amigas, igual, pero no...

 No voy a enumerar los fallos que tiene, porque son obvios...




Y os la enseño porque después de ver tantas alfombras maravillosamente tejidas, quiero que veáis también un intento frustrado... pero que me ha servido para perderle el miedo, para entretenerme por las noches y para que el domingo a las doce de la noche me dolieran las muñecas...

Y además...

He aprendido tres cosas:

- No es necesario seguir el esquema, en cuanto a crecidas de puntos, al pie de la letra... Como el grosor del trapillo no era siempre igual (el azul sí, pero el beig es un despropósito), si hacía todas las crecidas del esquema, al llegar a la franja azul, aquello no era un círculo, sino que se "combaba" (porque sobraban puntos). Aquí el consejo de mi amiga Pilar, que me dijo que hiciera las crecidas "a ojo", cuando lo deshice por segunda vez el sábado por la noche...

- Obviamente, para que no quede "apepinado", las crecidas hay que repartirlas...

- No mezclar distintos grosores de trapillo.... 




Por eso anoche, volví a deshacer hasta la franja azul, que total, como cunde muchísimo, me supone en todo caso dos noches más, pero como es algo que voy a ver todos los días, mejor que me satisfaga, ¿no? Y mientras la deshacía, aproveché para separar los distintos grosores, que los más gruesos los utilizaré para hacer unos cestos.

Y además, pesa un quintal, porque todo es punto alto... y quiero poderla meter en la lavadora...

Así que ayer, buscando por internet, encontré un tutorial espectacular, para hacerla de otra manera, con calados, que ya os indicaré cuando la termine...

Y eso que Celia estaba encantada...



¿Algún consejo para estas alfombras? ¿Cuál es vuestra experiencia?
Separador

24 comentarios :

  1. Para ser la primera no esta mal y como has visto de la primera experiencia se aprende un montón. Yo hice una también para que jugara un bebe que apenas se sentaba y la medida la decidió el peso, es decir, tejí hasta que tuve el peso máximo para la lavadora. Quedo bastante grande pero como tu dices pesa mucho. Animo y a por la siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el peso tiene que marcarlo la lavadora, porque si no va a ser un asquito... Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Eres muy valiente por enseñarnos una cosa que no ha salido como tu querías, todo el mundo ha tenido cosas que no han salido tal como,queríamos. Yo no tengo experiencia con el trapillo pero si con el punto y con el ganchillo y no te puedo contar las veces que las cosas no me han salido como me lo esperaba,. Pero estoy igual de orgullosa por que cualquiera cosa hecha es mejor que no hacer nada. El próximo te va salir perfecto, ya verás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Y mira que no soy yo de deshacer, pero esto lo necesitaba....

      Eliminar
  3. Siempre aprendemos haciendo cosas!!! Si no lo intentamos nunca aprendemos... así que, felicidades por esa alfombra, que como verás la niña ya estaba disfrutando sin importarle que no estuviera "perfecta". Besotes! Gaby de Las Cosas Ricas de Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es: a fuerza de intentar se aprende!

      Eliminar
  4. Pues hija tu diras que tal pero yo la veo muy graciosa. Ademas así aprendemos de los errores. Anda que no he tirado yo telas medio cosidas! y lanas medio tejidas!!!
    Fíjate que ahora que la veo me estoy animando a comprar el trapillo que veo por tantos sitios. ¿De donde has sacado el patrón? Enhobuena.
    Seguro que con lo perfeccionista que eres, estás ya comprando más trapillo para hacer una segunda.
    Besos! Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El patrón lo saqué de Swetandknit.
      Pero ya te digo, que es la primera vez que deshago, y no porque las cosas me salgan bien, sino muchas veces, por pereza...
      Bss

      Eliminar
  5. ¡¡Me encanta cuando enseñamos nuestros fracasos!! Aunque, bien mirado y pensando fríamente, de fracasos nada... Fíjate la de cosas que has aprendido haciéndolo.
    Conociéndote ya tienes la nueva casi, casi terminada ;-) y lista para enseñárnosla, y esta vez preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, porque de los fracasos (propios y ajenos) se aprende!!! Y sí, la llevo ya de nuevo muy avanzada (si no fuera porque tengo que dormir, la tendría ya terminada!!!!

      Eliminar
  6. Pues gracias por enseñarnos este fracaso, porque yo a una alfombra no me he atrevido nunca, y seguro que me hubiera salido como a tí.. algo que no me hubiera acabado y que yo también hubiera rehecho (somos perfeccionistas que se le va a hacer jeje).
    Espero ver la nueva caladita en breve, porque esto es un vicio y seguro que la tiene enseguida.
    Besos
    Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, que tus cestos son estupendos!!!! Y tampoco hay tanta diferencia al hacerlos. A ver cuándo te atreves!

      Eliminar
  7. Me ha gustado que nos enseñaras el primer intento para aprender también.
    besos,

    ResponderEliminar
  8. Hola Luz: No lo tienes tan mal, con un par de detalles, arreglado. La verdad es que algo tan grande con trapillo no he hecho pero no es tanta la diferencia con cualquier labor de algodón. No debes de desanimarte si tienes que deshacer para que te quede bien, es malo por ser una labor pesada, pero en el ganchillo normal no se cansa tanto la mano. La gran mayoría de mis labores están hechas a ojo y eso supone en muchas ocasiones hacer, deshacer y probar, ver si está mejor de una manera o de otra......
    Bueno, en tu caso: Dos puntos importantes
    a) Los aumentos que por lo que se ve lo tienes controlado
    b) Cada pasada nueva que des, la tienes que comenzar con dos puntos de cadeneta (puesto que haces punto alto) y el último punto de esa misma pasada debes pinchar en esas dos cadenetas con un punto raso. Para de nuevo comenzar otra pasada (con dos nuevas cadenetas)
    ¡¡YA LO TIENES!! No hay más trucos.
    Por supuesto cuenta el grosor del "hilo" el nº del ganchillo, la clase de punto..... pero todo eso ya está salvado. Así que a por ella, que te lo acabas enseguida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Lo de hacerlo a ojo no me atrevía porque yo en esto del ganchillo soy todavía amateur, pero ya he visto que es cuestión de no tener miedo a deshacer.
      Y lo que dices de la forma de comenzar, por eso me salía tan chapucero, porque no lo hacía con cuidado!!!
      Muchas gracias por los consejos!

      Eliminar
  9. Hola Luz! Yo nunca he hecho trapillo pero me gusta tu primer intento! A ver como te queda el segundo. Seguro que estupendo! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cuestión de ponerse! Yo es que me moría de envidia viendo las cosas tan chulas que hacen

      Eliminar
  10. Yo también empecé, con mucha ilusión una alfombra de trapillo, y...también la tuve que deshacer. El trapillo de distinto grosor no queda bien y el peso de la alfombra era descomunal.
    Lo volveré a intentar cuando se recuperen un poco mis manos, jajaja.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, por eso al deshacerla he aprovechado para hacer ovillos diferentes para cada grosor. Los más gordos los usaré para hacer cestas.
      Ya nos enseñarás....

      Eliminar
  11. Hace tiempo que sigo tu blog aunque nunca he escrito nada, hoy me animo porque yo también he empezado esto del trapillo y es un vicio jajajjj. Yo hago lo que te ha dicho tu amiga voy aumentando a ojo y la verdad cada vez me va saliendo las cosas mejor. Cuanto más haces más te picas ha hacer y la verdad que los cestos quedan preciosos para regalar con cositas para bebes o con perfumes y cremas para nosotras, aunque lo que más me gusta es hacerme bolsos de diferentes colores para combinar con la ropa sobre todo con la de verano. Gracias por mostrarnos todas la cosas que haces. Un saludo, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar y salir de "las sombras"!!! A mí también me tiene enviciadita, y lo de los cestos lo haré en breve, en cuanto termine la alfombra. Los bolsos serán más adelante.
      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Te ha quedado estupenda. Yo me quería animar a hacer un cesto de ropa para el cuarto de baño de mis hijos pero...miedo me da. Besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Te acabo de conocer por el blog de Andrea. A mí el ganchillo no me gusta mucho, yo soy más de costura, pero como el trapillo es cómodo de hacer, aunque duelan las muñecas, jeje, he hecho alguna que otra cosa. Te mando el enlace con un par de alfombras que yo hice. La verdad es que tuve la suerte de que me guiara una amiga experta en el tema, y no tuve problemas para que los círculos que salieran bien y demás truquillos. Sola hubiera sido imposible. Un beso y me quedo a visitarte. http://unasgotasderocio.blogspot.com.es/2013/06/trapillo-en-patchwork.html
    http://unasgotasderocio.blogspot.com.es/2013/02/a-tus-pies.html

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips