lunes, 3 de marzo de 2014

Reto: Ordenar cajones de la cocina

El reto que nos propuso Pilar, de "Se acabó el desorden" era de estos que dices: "Vergüenza me da que me lo tengan que decir de la calle", porque los cajones de mi cocina eran lo peor...

Y como sabía que este fin de semana no iba a poder ponerme manos a la obra (nos fuimos al Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo), lo abordé en cuanto nos lo propuso, que además, en estas cosas no pasa nada si no esperamos...




Lo mejor, que cuando uno de los gemelos me vio sacando uno de los cajones, me miró y me dijo: "Mamá, ya te ha tocado el reto, ¿verdad?"... Lo cual demuestra que esta conversión mía hacia las costumbres ordenadas no sólo lo noto yo, sino también ellos...

Bueno, os voy a ir enseñando el antes y el después.

Primero: El cajón de los cubiertos.

De los cuatro cajones este era el que menos caos presentaba, más que nada porque ya estaba compartimentado... Eso sí, podíamos encontrar de todo...

Antes



Desde la típica medallita que regalaba Nestlé, hasta el hilo para atar el lomo antes de asarlo... y tapones de corcho, y rotuladores, y bolis....

Después



Todas las cosas que no eran cubiertos, se fueron... A la basura, a otras cajitas o a la habitación de los niños.



Segundo: El cajón de los útiles de cocina

Esta era mi vergüenza... Porque todo estaba muy limpio, pero a "revoltillo", y el caso es que lo encontraba todo, pero no era "enseñable".

Antes



Este cajón me hizo preguntarme varias cosas:
- ¿Por qué las cosas que se pueden colgar no están en una barra, como tenía en la otra casa?
- ¿Cómo organizo el interior para que lo que se quede no termine mezclado?

Visita al Ikea...

Después



Bueno, la visita al Ikea no sirvió para nada respecto a este cajón en cuanto a los contenedores, porque estuve buscando y no me convencía nada... Pero el sábado, me encontré en mi dormitorio el estuche de una colonia que le regalé a mi marido en Navidad y que tenía allí esperando, y me venía que ni pintado. Lo mismo que una caja de zapatos de Celia... Así que las forré con un papel adhesivo con girasoles y listas para organizar esas cosas que no iba a ir colgadas en la barra. Ah, la batidora la dejé, porque aunque sólo la uso para hacer el jabón casero, de esta forma el cable estaría enrollado (el papel vegetal lo dejé ahí porque no me cabía en otro sitio...).

¿Y dónde fueron las cosas "colgables"? Pues a una barra con sus ganchitos rojos muy bien colocadita:





Tercero: El cajón del mantel y las servilletas

Otro cajón del desastre... En este es donde guardamos el mantel que está en uso y las servilletas (lo siento, pero odio las servilletas de papel para comer...). También estaba el cargador de la aspiradora, un abrelatas, el libro de recetas de Simone Ortega... Y calendarios de años pasados...

Antes 




Después

 Este cajón parece de otra casa...
Los cargadores enrollados, los manteles y las servilletas dobladas... Y el tupper rojo con la flor pegada...



Este cajón ha provocado dos comentarios:
- "Mamá, ¿qué le has hecho a mi caja del bollicao???????" (la roja con el girasol)
- "Este cajón me da miedo de lo ordenado que está. Me da reparo coger el mantel..."
(Respuesta mía: "Déjalo como te lo has encontrado... por tú bien")

(una semana después, este cajón es el que corre más peligro de volver a las andadas...algo tendré que pensar para evitarlo)



Cuarto: El cajón de los platos (y de todo lo que iba cayendo)

Y para terminar, el cajón tipo gavetero donde guardo los platos que no me caben en el escurridor. Y las servilletas bonitas, y un molde de silicona...

Antes



Por su altura, este cajón era muy bueno para que las cosas quedaran amontonadas.  Así que en la misma visita al Ikea, me traje las tres soluciones.

Después


Dos soportes para platos, de forma que no se escurran hacia los lados. Además, como el hueco está justo, no se desplazan.
Y una caja con dos compartimentos para:
- las bolsas de bocadillos y de congelar
- las conchas de vieiras para hacerlas al horno.
- cubiertos de plástico

En la caja amarilla puse los protectores de enchufes y unos ganchos muy monos para que los manteles no se levanten cuando hace viento y comemos en la terraza.
Y los moldes, a otra caja donde he guardado todos los moldes que tengo y que uso para hacer jabones, porque aunque otras zonas de la cocina aún no han sido retos, a mí esto del orden me está gustando...

Bien. Este era el cuarto reto propuesto y creo que el más necesario en mi cocina.

Y hoy, a ver si me pongo ya en serio con los últimos detalles de mis objetivos re-decorativos, que los tengo muy abandonados (al menos, en apariencia).

Feliz semana!
Separador

22 comentarios :

  1. Ole ole y ole!!!!!! te han quedado niquelados guapa!!! lo que dices tu, jajaja parecen de mejor familia!!! le estamos cogiendo el gustillo a esto de ordenar eh? estoy pensando en el próximo reto, estoy entre el mueble de la vajilla u organizar los pequeños electrodomésticos... qué te viene mejor??? jajaja
    Un besote y enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pequeños electrodomésticos ya los ordené, porque soy como los empollones que que piden a sus padres más deberes...

      Eliminar
  2. Jesús, me quedé agotada, ja, ja... Hay que ver qué cambios!! Te quedó todo perfecto. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Mira que ordenadito lo has dejado...te ha quedado muy bien porque son cajones en los que hay tantos utensilios que los compartimentos son verdaderamente útiles.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa era la clave, compartimentar.... Gracias!

      Eliminar
  4. Los cajones de la cocina...son otro mundo...Quien no tiene un revoltijo de utensilios de cocina en alguno de esos cajones...
    Hacer durar el orden es lo que cuenta,jeje!!

    Un abrazo!!

    Marta ♥
    3de2-cat.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Y yo que pensaba que era la única con cajones desastrosos... De momento, el orden continúa, salvo en el cajón de las servilletas, que va apuntando a volver a la mala vida...

      Eliminar
  5. Si es que los cajones tienen un peligro... yo también tengo un cajón desastre dónde va a parar de todo un poco. Ahora los puedes enseñar que no te va a criticar nadie.
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora puedo presumir!!! Gracias!

      Eliminar
  6. Que bien y que ordenadito ha quedado todo!!besos

    ResponderEliminar
  7. Comentario de Martí cuando ha visto el antes y después del cajón de los platos:
    ANTES: pues está bastante bien este cajón
    DESPUES: ups, está mucho mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas eso... que Martí es muy ordenado!!! Pero si cuento con su aprobación entonces es porque lo he conseguido!!!

      Eliminar
  8. A todas nos pasa lo mismo, de vez en cuando hay que meterles mano.
    Te quedaron todos la mar de ordenaditos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado super bien!!!, organizadito todo. A mi me ha pasado lo mismo, también me agarró la FIEBRE DEL ORDEN!.. y si vieras como espero con ansias el proximo desafío... este que toca sera mas suave ya que como pasa dos semanas entre retos, no me gusta quedarme inactiva.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tenemos deberes!!!! A mi lo que me pasa es que estoy centrada en ordenar la cocina y el resto de los armarios de la casa siguen en su estado natural....

      Eliminar
  10. ¡¡¡Madre mía!!! Creo que debia haberme apuntado yo a estos retos, porque mi cocina está pidiendomelo a gritos :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay nuevo reto... Siempre puedes hacer los deberes atrasados...

      Eliminar
  11. Me encantan tus retos. Te ha quedado superorganizado.

    Pasate por mi blog a recoger el premio Conóceme
    http//mevaaestilo.bolgspot.com.es
    Un saludo
    Maite Martín

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips