miércoles, 14 de octubre de 2015

Las preocupaciones que nos da la costura


Esta semana me ha saltado mi norma, que es publicar los lunes enseñándote quizá un trabajo de patchwork, o de maderas pintadas, o un neceser. Pero es que ha sido un fin de semana largo, y el domingo, que es cuando suelo dejar escrita la entrada del día siguiente, estuve muy liada haciendo neceseres...


(ya sabes, cuando nos da por coser algo, o pintar, o decorar, nuestra atención se fija sólo en eso que llevamos entre manos, y no podemos parar)

Y aunque tenía algo que enseñarte, preferí esperar a la semana que viene, una vez que el furor "costuril" se hubiera canalizado, y dejar para hoy lo que te quiero contar: las preocupaciones que nos da la costura.

...o la pintura chalk-paint, o el decoupage, o los transfers...

La semana pasada, y la anterior, fueron caóticas a nivel laboral. Parece que una vez terminado septiembre, todo se reactiva, todo se complica, y todo es para ayer... Y las tareas se acumulan, y al llegar a casa, tienes dos opciones: o seguir dándole vueltas o buscarte otra preocupación controlable.

Yo he optado por la preocupación controlable.

Unas semanas, mi mente se ha centrado en conseguir que no se notaran los brochazos cuando pinto usando pinturas de acabado chalk. Dándole vueltas a si era problema del tipo de pintura, o de la base que estaba pintando. O de la brocha... Y cuando me dijeron que usara espuma de tapicería, la preocupación se trasladó a localizar ese material... Y la solución estaba en el sitio más insospechado: el almacén de inventario de mi empresa. Sí, porque las tarjetas de red vienen encajadas en espuma, y allí me llevó uno de los técnicos, para que escogiera de entre las planchas de espuma que se iban a tirar.


( ya te imaginas lo contenta que iba yo para mi casa, con material de deshecho que estoy aprovechando y que efectivamente, no deja marcas...)


De esta forma, una preocupación menos.

La semana pasada, la preocupación que escogí fue el cómo encajar una boquilla redondeada en una funda de gafas que le estaba haciendo a mi madre, y que había hecho siguiendo una técnica para una boquilla cuadrada... La deshacía... La volvía a poner... Me iba a dormir... Al día siguiente, volvía a intentarlo, esta vez con una boquilla rectangular: pero era más pequeña, le faltaba un cuarto de pulgada.

Mientras yo estaba "sufriendo", hablaba con mi madre, cuya preocupación controlable  era en ese momento en cómo terminar de acolchar un quilt que está haciendo, y eso la tenía "preocupadísima" (valga la redundancia).

Quizá pienses que estas preocupaciones son totalmente frívolas, que hay gente que tiene preocupaciones verdaderamente importantes. Pero mientras mi madre está dándole vueltas a si pone el bies antes o después de terminar de acolchar, no piensa en el verdadero problema que es el Parkinson de mi padre, y que hace que esté pendiente de él las 24 horas del día. Incluso las horas que está en el Centro de Día para Mayores al que mi hermana y yo la obligamos a llevarle, sigue preocupada. Y el patchwork es su preocupación controlable, porque si se cansa, lía el quilt y lo guarda en un armario. Y se acabó así el problema. El del Parkinson no tiene esa opción.

Y mientras yo estaba liada cosiendo y descosiendo boquillas, no pensaba en mi caos laboral, ni en que mi hija se niega a hacer pis en el colegio. Ni en la operación pendiente de uno de los gemelos (nada grave, pero operación al fin y al cabo).


A lo mejor, la opción es no preocuparse, ni por lo que verdaderamente lo merece ni por lo que no, pero como me decía mi amiga Pame una vez, la mente humana tiene una enfermedad: pensar demasiado. Y como no la vamos a poder curar, canalicemos ese chorreo neuronal para algo que si nos incomoda demasiado, podamos meter en el cesto de los UFOs.


El caos sigue, pero terminé la funda de gafas, y mi madre, está ya terminando de acolchar el quilt...Y gracias a eso, ahora sus gafas estarán protegidas por una funda monísima, y el nieto que se quede a dormir podrá arroparse con un quilt muy colorido.

Porque prefiero despertarme de madrugada dándole vueltas a cómo coser una boquilla a hacerlo, pensando en el correo que tengo que mandar al día siguiente.


(mejor no despertarse, ¿no?, pero ya puestos, que sea para idear algo bonito)


Y tú, ¿te quedas con la preocupación controlable?


Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.
Separador

31 comentarios :

  1. Hola guapa, estoy contigo totalmente... yo el trabajo lo dejo al salir por la puerta, ya en el coche de camino a casa voy pensando en qué cogeré por la noche o si me apetece coger algun UFO para darle algún empujón o bien hacer algo nuevo.
    Y lo satisfecha que te quedas cuando haces algo y ves que se lo rifan tus hijos eso no tiene precio. El trabajo muy bien, pero en el trabajo, porque después todos tendríamos que tener una vida... aunque nos la compliquemos en saber cómo poner una boquilla, que por cierto, te animo que pases por el blog de Unas gotas de Rocío, tiene un tutorial para hacer fundas con boquilla que se adapta a TODAS las boquillas. Te dejo el enlace, luego me dices si te vale o no. Yo estoy enamorada de esta manera tan facil de ponerlas. http://unasgotasderocio.blogspot.com.es/2015/04/mi-primer-tutorial.html
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón ! Claro que son preocupaciones tontas pero al final te distraen y cuando terminas una labor pues agusto que te quedas aunque te haya dado quebraderos de cabeza . En mi caso lo hago porque tengo esclerosis múltiple y como dices demasiado tiempo en que pensar y ver como ha cambiado mi vida y mi madre la volvi a enganchar porque toma una medicación que le hacia temblar mucho las manos y se observa demasiado .Ahora mejoró mucho, estas más contenta y me trae loca con patrones, lanas,pinterest y problemas técnicos de la tablet ¡ ojalá todas las preocupaciónes fueran esas! Ánimo con tu hijo que ya verás que pronto se soluciona
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lo que cuentas... El enganchar a tu madre, para que no se observe y así además, compartís una preocupación controlable que comentar. Además, en tu caso, haces verdaderas maravillas, así que no sólo te sirve para pensar menos, sino también para crear belleza
      Bss

      Eliminar
  3. Completamente de acuerdo querida Luz: Siempre optaré por la preocupación controlable. ( me lo repetiré 100 veces en voz alta) Y ojalá todo fuese tan facil como encajar una boquilla o no dejar marcas con la chalk. Mi marido es especialista en eso, cuando yo no pego ojo pensando en la hipoteca, en que el coche está demasiado viejo, que no encuentro trabajo por ningun lado, él siempre está ahí a mi lado para buscarle la parte positiva a mis preocupaciones....y la encuentra!!
    Así que al final , prefiero preocuparme porque no soy capaz de hacer bodoques de calceta, y llevo más de un mes intentandolo, jajajaja
    Espero que lo de tu gemelo, no sea nada . mucha suerte!!! y la nena ya hará pis, ( yo tuve uno de igual y acabo yendo al baño del cole, decía que le daba "cosa" y el muy pillo se ponia hacer pipi en el cesped desde el porche nada más entrar por la puerta)
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Cuantas más preocupaciones más orgullosas estamos cuando terminamos (si no nos hemos suicidado antes) Personalmente me encanta estos desafios
    Bsos

    ResponderEliminar
  5. Lo bueno es que la preocupación que hoy no nos deja dormir, mañana no la recordaremos... pero eso no evita para que nos apene la preocupación y la tengamos siempre en el pensamiento. Espero que tus preocupaciones vayan pasando poco a poco. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. A veces las dificultades cuando pasan ya no son tanto y todas pasan . Besitos

    ResponderEliminar
  7. Luz, creo que todas las que nos dedicamos a esto de las manualidades o la costura estamos un poco locas. No es normal despertarse a las cuatro de la mañana porque tienes una labor entre manos y aunque tu te empeñes en dormir, tu cabeza se empeña en lo contrario. Y ahí estas tu cosiendo o pintando en lugar de dormir. ¿Tendrá nuestro problema solución? Yo creo que no, pero bendito sea nuestro problema. Es el que nos quita problemas, nos evade de los pensamientos tristes y ahuyenta nuestros momentos de aburrimiento.
    Me has contagiado tus momentos de reflexiones.
    Besicos guapa.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo perfectamente, yo siempre digo que cuando tengo las manos ocupadas dejo de pensar, me centro en lo que estoy haciendo y todas esas otras preocupaciones pasan a otro plano.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Pero Luz, si es que yo no sé como lo haces!!! Te cunde muchisimo!! Siempre estas liada con cosas preciosas!! y te dá tiempo.....ainsss besos Luz! Montse de lostrastosdemontse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, voy despacio, pero luce mucho...
      Besitos

      Eliminar
  10. Luz, nunca mejor dicho, la preocupaciones controlables son las mejores, por eso porque las controlamos, y nos quitan el sueño eso es verdad, pero que mejor manera de perder el sueño.
    Cuantas veces pienso en la gente que dice se aburre o no sabe que hacer, necesitaría experimentar preocupaciones controlables, las otras ya vienen solas.
    Bsss Paqui

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razon, cuando tenemos algo entre manos, solo pensamos en ello, y se nos quitan de la cabeza otras preocupaciones más graves, pienso que es una gran terapia esto del patchwork, o de cualquier manualiddad.
    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  12. Para mi crear con las manos es terapeutico , te ayuda a disfrutar del momento y salir de la mente, a mi me encanta y es necesario en mi vida, O sea que, completamente de acuerdo contigo. Que la operación de tu niño vaya muy bien y la recuperación sea rapida. Bsss

    ResponderEliminar
  13. A mi las manualidades me ayudan a desconectar de los problemas diarios... Así que te entiendo perfectamente.
    Que vaya bien la operación del peque. Lo del pis de la niña te entiendo, la mía empezó mal pero ahora de maravilla, dale tiempo verás como mejora.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola!!!! Comparto absolutamente lo que dices. Mi madre lleva unos meses fatal tras la pérdida de mi padre, pero fatal del todo. Pues hemos logrado que vuelva a escribir para participar en concursos, como hacíamos antes, y mientras escribe y corrige, busca información y vuelve a corregir no piensa en lo que le está pasando. Que no es que le eche de menos, ni que la literatura nos devuelva a quien se fue, pero ayuda a superar el día a día. No sabes cuanto lamento lo de tu padre, espero que todo vaya lo mejor posible dentro de lo que es. Y que lo del gemelo salga genial, que seguro que saldrá.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es tener una vía de escape, porque aunque no le devuelva a tu padre, le hace no estar dándole vueltas.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  15. Este hobby que tenemos nos ayuda más delo que creemos. Yo que soy ultranerviosa, canalizo mucho los nervios en cada trabajo que hago.
    Besitos Luz.
    María

    ResponderEliminar
  16. Este hobby que tenemos nos ayuda más delo que creemos. Yo que soy ultranerviosa, canalizo mucho los nervios en cada trabajo que hago.
    Besitos Luz.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima, haces cosas maravillosas!!!
      Bss

      Eliminar
  17. Hola Luz, llego por primera vez a tu espacio y por aquí me quedo.
    En cuanto a tus reflexiones, mira yo creo que el día ya de por si es un carma, en donde no sabes por donde empezar y cuando vas a terminar.
    Pero como yo le digo a mis nietos que son 7 desde los 3 años hasta los 20 años, yo siempre le digo hay que empezar por lo primero y lo urgente, el resto siempre tiene su tiempo de espera , porque si no todo se derrumba y despues es muy dificil volver a puntalar las paredes de nuevo , ( por así decirlo).
    En mi caso mi cable a tierra para todas mis preocupaciones, o por si tengo un día de esos que mejor olvidar, es ponerme en mi mesa de trabajo y SOÑAR, SOÑAR Y SOÑAR, que o cual de todos los proyectos en mente me sacarian de un momento de preocupación o de un momento de agustia o cual de todos mis proyectos me devolverian la sonrisa y me descansarian el alma, sin lugar a dudas mis trabajos manuales son la calma a mi minuto de stres o ansiedad o un mal momento, siempre busco en mis artesanias un minuto de regozijo a mi alma.
    Bueno me encanto conocer tu espacio y saber como pensas , ojala podamos ser buenas amigas.
    Desde SALTA, ARGENTINA te dejo mi amistad por si quieres compartir la tuya con la mía, un abrazo GRACIELA

    ResponderEliminar
  18. PERDÓN , PERDÓN no quiero dejar pasar por alto la operación de tu niño, que todo salga de diez, fuerza, mucho animo que todo va a ir muy bien y para vos y tu familia todo mi apoyo, Besitos para tu niño, GRACIELA

    ResponderEliminar
  19. para mi ,todas las labores que hago me sirven de terapia y entretenimiento y con ellas desconecto un montón me concentro en unas mas que otras pero desde luego que tu a miga tiene razon pensamos demasiados y en ocasiones cosas que no deberiamos de dar tantas vueltas pero asi somos un besito y que lo de tu hijo vaya bien
    Feliz finde
    muaks!!!

    ResponderEliminar
  20. Supongo que la gran mayoria de las que hacemos manualidades buscamos precisamente eso, desconectar de las obligaciones y el estrés diario.
    Que se recupere rápido el peque de su operación.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es nuestra vía de escape.
      Bss

      Eliminar
  21. Espero que se recupere pronto.
    Mil besos desde decorando de corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, preciosa,... pero aún estamos a la espera de que nos den fecha para la operación (es una bobada, pero ya sabes, todo paso por quirófano tiene su aquel...)

      Eliminar
  22. Guapísima...ojalá todas nuestras preocupaciones fueran como se pone una boquilla.
    Mi madre también tiene parkinson.
    Te mando un abrazo muy, muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  23. Tienes razón, cuando nos da por algo, nos da fuerte... Pero bueno, mientras nos hagan pensar en otras cosas, bien venidos sean esos arrebatos...
    Espero que todo vaya bien, de corazón
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una forma de escapar, y además, es productiva...
      La niña ya ha perdido el miedo a hacer pis en el cole, y de la operación todavía no tenemos fecha...
      Bss

      Eliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips