viernes, 20 de mayo de 2011

Alfiletero en patchwork: paso a paso

Hace ya tiempo que le venía dando vueltas a cambiar de alfiletero, pero no encontraba la ocasión. Ni la idea.
Y ayer, encontré un tutorial en Creative Kismet sobre cómo hacerlo, y cómo no, me tuve que poner a hacerlo esa misma noche.

Mientras lo hacía, me acordaba del primer alfiletero que tuve, cuando era una niña. Era rectangular, con cuadros azules, con el retal de una blusa que me había hecho mi madre. Ella fue la que me dijo que debería tener mi propio costurero, y el primer paso era el alfiletero. Recuerdo cómo lo llenamos de pan rayado, y la ilusión que me hizo el tener el mío propio. Este que he hecho ahora  es muy sencillo de realizar, y muy lucido, y no tiene nada que ver con el de hace tanto tiempo, pero aquel fue quizá la semilla de todo lo que hago ahora.

Veamos cada paso:


Lo primero es recortar en papel un circulo. En este caso, el diámetro es de casi 6 pulgadas, pero quizá con 5 es suficiente.


A continuación, tenemos que dividirlo en 6 partes iguales, porque una de ellas será la que utilicemos como plantilla.¿Cómo conseguirlo? Sencillo: dividimos en dos el círculo y en esa mitad, partiendo por el centro, trazamos un ángulo de 60 grados. Así nos queda un sexto del círculo, como se ve en la foto.



Utilizando la plantilla, cortamos 6 trozos.



Y los vamos cosiendo, hasta que tenemos las dos mitades. Antes de unirlas, hay que plancharlas (esta es la parte que más rabia me da, lo confieso)


Ya planchadas, las unimos por el centro, y volvemos a planchar.


Ahora, cortamos la parte inferior, el círculo completo, y las unimos poniendo derecho con derecho.

Dejaremos una abertura por donde le daremos la vuelta y meteremos el relleno.

Yo he usado miraguano de cojines, pero podría haber sido pan rayado o algodón. Una vez que esté bien apretadito, cosemos la abertura.


Y ahora, con hilo de bordar, "marcamos" las hojas de la flor. La técnica es la misma que usé en el broche de flor Tilda.

Y por último, el remate del botón:
... que podía haber sido una flor, u otro botón más llamativo, pero a las once de la noche, sólo se tiene el recurso de la caja de los botones y hay que apañarse con lo que se encuentra.

Listo para usarlo:


Ya aproveché y quité todos los alfileres de cabeza negra, que realmente no sé para qué los conservo.

Separador

4 comentarios :

  1. Hola. He encontrado tu blog de casualidad y me ha gustado mucho. Este tutorial lo voy a guardar para hacerlo en cuanto pueda.
    Me he reido con tu comentario acerca del sal de Elena en el que dices que has puesto muchos colores. Y es que a mí me pasa lo mismo, empiezo muy formalita con el ánimo de no pasarme pero al final me pueden los colores y todos me parecen pocos jajaja. En fin, cada cual tiene su gusto.
    Me hago seguidora tuya y te enlazo para no perderme ninguno de tus trabajos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Pués sí que es casualidad, casi vecinas.
    Yo he estado aprendiendo patchwork en Uriday, es una tienda pequeñita que está en la calle Méjico, cerca del lago. Tienen telas preciosas y accesorios para varias clases de labores y manualidades.
    Si quieres telas más baratitas, aunque seguro que lo conoces,está Baena, allí en San Fernando en la calle Los Alperchines.
    Bueno vecina, pués hasta otro ratito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me pareció precioso el alfiletero, siempre quiero hacerme uno pero termino haciendo solamente una pobre almohadita blanca, porque antes siempre tengo algún trabajo que termirar. Y por cierto me gustó mucho tu blog. Cariños

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips