lunes, 24 de agosto de 2015

Mi primer hussif



De vez en cuando, hay labores que nos enamoran, que cuando las vemos, no podemos evitar el querer hacerlas también nosotras, porque además de ser útiles, tienen mucho encanto. Este es el caso de mi primer "Hussif", que se asomaba en algunas de las fotos que te enseñé la semana pasada y que te dije que merecía una entrada propia, para poder enseñártelo con todo detalle.

Y hoy que ya estoy en casa, disfrutando de mi última semana de vacaciones, saco un ratillo para contarte además, qué es un "hussif".


Antes de nada, te cuento que he podido hacerlo gracias al maravilloso tutorial de Jenny of Elefantz, que descubrí por casualidad y que en el momento que lo vi, tuve la urgente necesidad de hacer uno.
Así que saqué las telas que tenía guardadas de Veronique Requena (y algunas más), cintas y un poco de encaje y me puse manos a la obra.

También, para ponerte en contexto, te cuento qué es un "hussif":


Un "hussif" es un estuche de costura (en "nuestro" ámbito...), Proviene de la expresión "House Wife" (ama de casa, en inglés), pero también los usaban los soldados del siglo XIX, para guardar pequeños útiles de costura, trozos de cuerda y demás cosas que pudieran necesitar.  Claro que aquellos eran más masculinos... Pero los había de todo tipo, con telas más o menos lujosas en función de quién los fuera a usar. He intentado encontrar información sobre sus usos en aquella época en castellano, pero la más extensa está en inglés: The Regency Redingote.



Una vez contado ésto, paso a enseñarte con detalle mi hussif, que además me ha acompañado estas vacaciones, porque estas cosas son para usarlas (aunque nos regodeemos la vista mirándolas).










Aunque iba a resultar un poco redundante, me pareció la excusa perfecta para usar este botoncito de madera, cosido sobre un hexágono que se había quedado colgado de cuando hice montones para unos agarradores de cocina.






Un coqueto cojín alfiletero, atado con una cinta amarilla, también de mi colección (para que luego digan que compramos por acumular...)







Seis bolsillos para guardar madejas de hilos...





Y no podía faltar un librito para las agujas...







Y las tijeras...

Guardadas en un bolsillo con una rosa llamativa...





Y con otra cinta para que no se escapen al liar el hussif:






Me tiene enamorada... Creo que es una labor que aunque lleva su tiempo, merece la pena, porque además, se pueden usar esos retales de tela que nos van quedando, cintas y encajes, para poderlos contemplar.


Anoche, cuando estábamos en el sofá, mis gemelos lo cogieron, y estuvieron desplegando los bolsillos, descubriendo los compartimentos. En silencio, con curiosidad, Y se me despertó la ternura viendo cómo entraban en mi mundo de telas y botones de puntillas, sin hacer ruido, sin comentar nada. Tras la inspección, lo volvieron de dejar a mi lado, sin hacer comentarios. Fue una visita bonita, a mi pequeña parcela. Y es posible que dentro de unos años, una de las imágenes que tengan de mi sea aquella en la que he pasado la tarde bordando, con todos mis útiles desplegados en la mesa del porche, mirando el esquema de punto de cruz. 


Y es por eso, para poder compartir con ellos el máximo tiempo posible en mi entorno, por lo que esta semana de vacaciones la pasamos en casa. Para que se puedan levantar a la hora que quieran, para poder salir a comprar el pan. Para que tengan todos sus juguetes a mano (y no solo los que se hayan podido llevar de vacaciones), como me pasa a mi, que estoy tan feliz de poder sacar los pinceles cuando quiera, y no tener que conformarme con la pequeña bolsa de costura que este año contenía un bastidor y una labor de punto de cruz.



Y antes de despedirme (tengo que preparar la comida), quiero enseñarte una de las cositas que me he traido a casa estas vacaciones: tres fat-quarters en tonos azules, que no sé si usaré para hacer otro hussif, o para qué, pero comprenderás que era pecado dejarlos en la tienda.




Y es que ya sabes que todas las telas tienen su historia, que es un placer el ir comprándolas poco a poco, porque así el placer se distribuye en el tiempo. Es como si a un niño le compras toda la colección de cromos en vez de ir dándoles un euro cada pocos días para que se compre 1 sobre... El placer que se concentra es menos placer que el que se dosifica...

Y ahora te dejo, que tengo que hacer alguna cosilla (dar un poco de cera a una mesilla recién tuneada) y pensar qué coso ahora...

Feliz semana!


 Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.
Separador

39 comentarios :

  1. Desde luego no puede ser más bonito , me encantan esos colores, esas combinaciones, pero además lo cuentas tan bien, que da gusto asomarse por tu blog, y además de ver cosas bonitas, poderlas leer.
    Felicidades. Bssss Paqui

    ResponderEliminar
  2. efectivamente una pena y un delito dejar estas telas tan lindas en la tienda. Bonita entrada la de hoy a parte de alegrarme la vista con tu creación a servido para que sea un poquito más culta.
    Bsos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Preciosisimo te quedó ese hussif (nunca lo había oído). Sigo pensando que eres muy inquieta y que no paras de inventar y eso que entretenimiento no te falta con tus gemelitos.
    Las telas que has comprado son divinas. A ver con qué nos sorprendes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero que trabajo tan precioso Luz, con tanto detallita, tanta puntadita,..con esas telas tan bonitas. Me acabo de enamorar y me imagino a tus gemes curioseando, que ricos!!
    Gracias además por la pildorita de cultura, pues nunca había oido antes la palabra hussif, y me ha encantado la historia que hay detrás de ella,
    Un besito grande guapisima,

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias, querida!!! ¿Te lo imaginas para guardar pinceles?
      Besitos

      Eliminar
  6. Que bonito, y que práctico Luz.
    Enhorabuena.
    María

    ResponderEliminar
  7. Que bonito, y que práctico Luz.
    Enhorabuena.
    María

    ResponderEliminar
  8. Precioso trabajo y que bien acabado.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Y yo que no me animé a preguntar qué significaba en el pasado post...Merecía el relato completo, las fotos para el solo y el recuerdo de tus hijos curioseando el terreno de mamá. Hermoso trabajo Luz, lleno de magia. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... Haber preguntado, mujer...Yo confieso que la palabreja al principio para mi tenía tintes árabes, como de Lawerence de Arabia...
      Besitos

      Eliminar
  10. Te ha quedado precioso!!!!! solo con verlo me han dado ganas de hacerme uno!!! me encantaaaa!!!
    Además muy curiosa la historia del nombre...
    Muchos besos y a seguir disfrutando!!!
    PegatinasEnLaMaleta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes... A escoger telas y manos a la obra...
      Besitos

      Eliminar
  11. Como siempre: preciosa entrada en todos los sentidos. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Precioso hussif!!! Ni idea de la palabrita gracias por tu explicación...
    Ahora tienes tus cositas de costura bien ordenadas... Que maravilla!!!
    Besos y disfruta de lo que queda de vacaciones.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta... te ha quedado fantástico, y además útil. Y parece mentira pero lo último que hice antes de irme de vacaciones fué un Hussif adaptado para la labor de punto de cruz que tenia en mente llevarme. En breve subo la entrada, ya verás que tampoco tiene desperdicio, eso sí, es bastante más grande que el tuyo pero le he sacado un partido enorme.
    Besos,

    ResponderEliminar
  14. ¡¡¡Que bonito!!! Me encanta, te ha quedado precioso.

    ResponderEliminar
  15. Sin palabras, me caigo muerta de lo precio que te ha quedado...
    Yo tengo entre manos un estuche de costura para mis clases. Hay que aprovechar estos días de verano, pero seguro que no me queda tan bonito...
    Un beso fuerte y ahora a usarlo !
    Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deSeando verlo, y no seas tan modesta, que tienes unas manos...
      Bss

      Eliminar
  16. Precioso y super práctico!!! Se mota que le has puesto cariño y mimo en cada detalle. Me encanta

    ResponderEliminar
  17. Luz, te ha quedado precioso!!! Gracias por el tutorial y por la clase teórica, muchas veces usamos los nombres de las cosas sin saber de donde vienen.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  18. Muy hermoso! Asi como tu blog! Lo sigo! Besos!
    Mari

    ResponderEliminar
  19. Te ha quedado precioso Luz!! viendo el tuyo creo que cuando vuelva a casa me animare al final a hacerlo, me ha encantado como te ha quedado. Creo que mi bolsa se parece a la tuya con el punto de cruz y un proyecto chiquitin.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Luz, acabó de descubrir tú blog y por aquí me quedó para seguirte me gusta todo lo que haces. Una maravilla de hussif, espectacular. No le falta detalle. Me ha gustado mucho. Felicidades por un trabajo tan espectacular. Los fat-quarter preciosos.
    Feliz semana!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Qué bonito post Luz! No me extraña que te enamoraras de esta preciosidad, no sabía que este tipo de estuches tuvieran ese nombre, te ha quedado adorableeeee!! Cada telita es un lujo para los ojos, y en conjunto una maravilla, te felicito por tan extraordinario trabajo!!
    Besitos guapa, que termines de disfrutar tus vacas!

    ResponderEliminar
  22. Muy bonito y además super práctico.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  23. que bolsito de costura más lindo, merece la pena la paciencia de ir cosiendo algo a mano y poco a poco como lo cuentas has pasado las mejores vacaciones con tus hijos, me alegro que puedas compartirnos tus maravillosos trabajos, gracias

    ResponderEliminar
  24. Guauuuu...qué MARAVILLA!!!
    Estas pequeñas labores me vuelven loca.
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Qué superchulo! Me ha encantado conocer su nombre y su procedencia.

    Bsos

    ResponderEliminar
  26. Es muy bonito! Lo voy a compartir en mi fanpage! Un saludo!

    ResponderEliminar
  27. Muy bonito!!! es un placer hacerlo, llevarlo y utilizarlo. Lo de las telas, siempre poco a poco, cada vez que encontramos una que nos gusta, nos vamos para casa super contentas y cada vez que los niños o la niña en mi caso, pone algún tipo de interés, curiosidad en nuestras cosas, uy!!! como nos gusta!!!

    ResponderEliminar
  28. No me extraña que te tenga enamora, es precioso.
    Las telas muy bonitas también. Estoy deseando verlas en alguna labor jejeje.
    XOXO

    ResponderEliminar
  29. Te ha quedado preciosos, igual me animo y hago algunos para regalar en la Navidad. Besicos

    ResponderEliminar
  30. El de Ana me gusto mucho, pero es que este me parece mucho mas dulce y romántico, me encantan las telitas que usaste aquí...
    Ya veo que seguiste un tuto (te lo preguntaba en la entrada del de Ana)así que ahora me voy a visitar el enlace del tutorial.
    Yo también caí en la tentación de comprar dos telas como las tuyas, pero las mías ya están usadas, jeje
    Un besote

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips