lunes, 14 de diciembre de 2015

El placer de lo hecho a mano




Yo no sé si a ti también te pasa, pero hay labores que hacemos para regalar que tienen un doble placer: el coserlas y el regalarlas.

En estos días, ando liada cosiendo pequeños detalles para regalar a las personas que se encargan de mis hijos en el colegio. Y aunque en algunos momentos, el coser sea casi "en serie" y se diluya un poco el gusto de darle a la aguja, de repente, me encuentro con un proyecto que me enamora y me deleita.

Como este neceser...


Ya te he contado otras veces, que muchas veces son las telas las que determinan el objeto a crear. Y otras veces, es al revés, que es el resultado final el que me hace buscar las telas entre las cajas en las que las guardo.

En el caso de este pequeño neceser, no sé qué fue primero, si el huevo o la gallina. Pero después de haber hecho varias fundas para gafas en las que el bordado o las aplicaciones se hacían cargo del papel protagonista, me apetecía que fueran las telas las que le dieran valor al neceser. 


(sin necesidad de ningún adorno adicional, y mira que me gusta a mi el exceso)


En una caja de cartón ondulado tengo guardadas algunas tiras del jelly-roll de "Rouenneries deux" que me sobraron de hacer unos caminos de mesa y de la funda de la regla, junto con restos de un charm-pack de la misma colección.

Durmiendo el sueño de los justos.

Porque ya sabes lo que pasa con los precortados, que usamos primero los que más nos gusta y nos olvidamos de los restos. Y eso no se puede consentir. Más que nada, porque ¡¡¡hay que hacer sitio para más telas!!!

Unido a eso, tenía ya en mis manos 10 cremalleras japonesas recién llegadas de su país vecino. Y una de ellas, era de color burdeos.

Escoger las cuatro piezas del charm-pack y una tira del jelly me llevó una sobremesa de después de la cena,  porque como te decía antes, las telas que me quedaban no casaban tan bien entre sí como las que ya estaban usadas.






Pero es lo que tiene el unirlas y el perderle el miedo a que peguen o no. Lo bueno de los precortados es que los tonos usados en una piezas coinciden con los de las otras, aunque sean en estampados totalmente diferentes.

Para la parte inferior, ya que se iba a ver menos, escogí una de las tiras que menos "me decía", pero que una vez unida a las otras piezas, ha cobrado valor.





Y la cremallera...

Estoy enamorada de este tipo de cremalleras que de por sí, adornan cualquier cosa en donde se las ponga. Pero como necesitaba completar un poco, a los lados de la cremallera, cosí dos cintas para poder colgar este pequeño neceser: 





Por si te lo preguntas...

La cremallera es de 24 cm, pero siempre me sobra un poco que tengo que recortar. Y cada pieza del fat-cuarter  mide 12,5 cm, y la tira, 5,5 cm de ancho. Quita un cuarto de pulgada de las costuras... Ah, y el doblez para hacer la base, 3,5 cm....

Tengo pendiente hacer un tutorial para estos neceseres, pero si buscas en Internet y encuentras uno, de momento te paso las medidas...



Ya ves que el neceser estaba completito, sólo con las telas y la cremallera, pero necesitaba ponerle el broche final. Algo que no le restase protagonismo a los materiales, así que un yoyó estaba descartado...

Y me decanté por un botón de madera, que definiera qué tipo de labor es esta:


 Hecho a mano ("Hand Made")




Tanto me han gustado estos botones, que se los he puesto a otros neceseres que tengo listos para regalar y que tienen ya una tela los suficientemente resultona como para adornarla con algo que le quite protagonismo.

Ahora, la duda de a quién el regalo este neceser, porque me ha gustado tantísimo que no sé si quedármelo y que su nueva dueña sea alguien muy especial...


Feliz semana (que ya queda poquito para comernos los turrones)



Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.
Separador

22 comentarios :

  1. Me encanta , las telas son muy bonitas , la cremallera por si sola decora muchisimo y el boton le da el acabado perfecto. Afortunada quien lo reciba de regalo.... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Pues tengo alguien en mente, pero no sé...
      Bss

      Eliminar
  2. Las telas son preciosas y la cremallera le va que ni pintada. Ya sabes cuánto me gusta hacer trabajos siguiendo tutoriales (eso dice poco de mi inventiva...), así que no estaría mal que pusieras uno del neceser. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que esta bonito, las telas preciosas y bien combinadas, la cremallera es una maravilla le da un toque especial, y rematado con ese botón y cintas, vamos que te ha quedado impecable. No me extraña que te cueste desprenderte.
    Bsss Paqui

    ResponderEliminar
  4. Pues la combinacin de telas me parece perfecta!! y la cremallera una moneria...lo que hace un neceser precioso, me encanta la forma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Estos neceseres además, se hacen rapidísimo.
      Bss

      Eliminar
  5. Hola!! Que tal?? He estado viendo todas las entradas que me he perdido y es que tengo que ir visitándoos poco a poco me ha encantado todo lo que has estado haciendo el centro, la corona la pizarra.. Me gustó eso de sacar tiempo para reír el estuche que has hecho me encanta y esa cremallera es verdaderamente bonita nunca use ninguna pero algún día me animare con una
    Un besazo
    Y Felices Fiestas
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado todo.
      Bss

      Eliminar
  6. Precioso! Las telas me encantan. Y yo compre en Creativa también esos botones de madera . Besitos

    ResponderEliminar
  7. Qué bonitos y resultones quedan estos estuches o neceseres, yo estoy haciendo unos cuantos para regalar estas fiestas siempre quedas bien!! un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado de lujo!
    Las telas y la cremallera son preciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Las telas preciosas, la cremallera, la cinta y el botón una monería. Precioso trabajo!!! y tienes razón: el doble placer es coser y regalar.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Un neceser de lujo, Luz!! Las telas monísimas con una cremallera que le queda genial, me encanta.
    Feliz semana!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Que bonito el neceser!!!
    Te pasa lo que a mi, cuando hago algo que me encanta, me da mucha pena desprenderme de ello.
    Normalmente, lo repito, si tengo tela, claro.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Luz, es una monada y la combinacion de las telas es acertadisima. Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Que te voy a decir yo de las telas, si me enamoro de ellas y se tienen que venir conmigo a casa! es verdad que algunas telas no necesitan nada por si mismas ya hacen muy especial una labor y cuantas vueltas le damos cuando juntamos telas, que si pegan que si no pegan y luego cuando lo terminas y encajan perfectamente. El neceser te ha quedado divino pero si no lo regalas el proximo que hagas no podras quedarte con el.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Te ha quedado divino, Luz! Y es que las telas son preciosisimas...y esa cremallera queda muy lucida.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Es precioso, no me extraña que dudes en regalarlo, pero seguro que caiga en las manos de quien caiga lucirá solo. Un besazo,
    PD Buscaré el tutorial, hasta la fecha no he hecho ninguno y soy de estuches.

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado un neceser divino!!con esas telas tan bonitas!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Qué preciosidad!!! Esa cremallera es para morir de amor.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips