miércoles, 2 de marzo de 2011

Espejo Malma para niña

Lo primero: ¿qué es un espejo Malma? Se trata de un espejo a la venta en IKEA (para verlo, pincha aquí), y que admite infinitas posibilidades en cuanto a su decoración.

En este caso (porque en mi casa hay varios, además de en casa de mi suegra y de mi madre), se trata de un espejo para niña.

Los materiales que utilicé son los siguientes:
- Espejo Malma (obviamente )
- Gesso blanco
- Pintura americana rosa y blanca, amarilla, verde, marrón y azul bebé.
- Cinta de carrocero
- Cinta adhesiva flexible de plomo
- Aplique de resina con inicial
- Barníz en spray

Lo primero, un par de capas de gesso (así ahorraremos pintura).
Para las rayas, puse cinta de carrocero, para que fueran lo más rectas posi bles. Y también cubrí el espejo, para evitar manchas.
Primero pinté la parte rosa (dos capas), y después la blanca (otras dos capas).
Mientras se secaba, me puse manos a la obra con la inicial.


Cuando todo estuvo seco, pegué la letra con pegamento de contacto, y pulvericé el barniz.

Le llegó el turno al plomo, para bordear el marco, y la zona interior.
¡Y listo para ser colgado!

Separador

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips