viernes, 4 de septiembre de 2015

Educar es como plantar tulipanes



Estoy segura de que el título de la entrada de hoy te ha dejado sorprendida. No tiene nada que ver con el patchwork, ni con las manualidades, ni con los temas de los que suelo hablar en este rincón de mi vida.

(siempre es buen momento para la novedad, y al final de este post te cuento por qué)

Pero venía en el coche, dándole vueltas a esta idea en mi cabeza, la de que educar es como plantar tulipanes, y me apetecía compartirla contigo, y explicarte por qué creo que es así.

¿Me acompañas?

Anoche, hablaba con un grupo de amigas sobre lo lejano que les parece a nuestros hijos (tienen 10 años) todo el drama de los refugiados sirios. Nuestros hijos disfrutan de muchas comodidades, tienen un techo, un frigorífico del que sacar una botella con agua fresca, y acaban de volver de las vacaciones. Y nos preguntábamos si ellos entienden lo afortunados que son, si cuando les hablamos de que lo son, y les enseñamos a los miles de niños que están intentando escapar del horror y buscar una vida mejor, son conscientes de ello.

Teníamos nuestras dudas de que lo estén asimilando.


Y entonces les dije que educar es como plantar tulipanes. 


Ayer por la tarde, en un supermercado que empieza por "L", cogí una bolsa de bulbos de tulipanes, de los que florecen en primavera, porque es en septiembre cuando hay que plantarlos. Si los plantas en marzo, no sirve de nada (oh, se te pasó el tiempo). Hay que hacerlo ahora, y tener paciencia, porque no es hasta finales de invierno cuando se empieza a ver el pequeño tallo verde asomar de debajo de la tierra. Y luego, como premio a la confianza depositada en ese pequeño bulbo, un día florecen. Y te alegras de haber sido previsora, de no haber pensado que era demasiado pronto...


¿Ves la similitud?


Lo que estamos haciendo ahora, con todos los mensajes que cada día les damos a nuestros hijos es ir plantando los bulbos de los tulipanes. Nos puede parecer que les entra por un oído y les sale por el otro, pero no, se van quedando enterrados en sus cabecitas. Algunos, brotan antes que otros, y nos sorprenden gratamente. Otros, tardan más en florecer, y puede parecernos que nunca saldrán.  Pero lo harán, estoy segura.

Mi madre (la de la filosofía de la ilusión en las cosas mínimas) siempre dice que educar, y repetir, es como la gota que cae sobre la piedra... que a base de caer siempre en el mismo sitio, termina calando y horadando. En eso también estoy de acuerdo. Pero el símil de los tulipanes me parecía más alegre.

Nunca es demasiado pronto para empezar a inculcar valores a nuestros hijos, para que desarrollen la empatía (que creo que la falta de ella es la que causa la mayoría de los problemas en el mundo).  Y es nuestra tarea, muchas veces sin resultados visibles, pero no por eso podemos cejar en nuestro empeño. Al fin y al cabo, la mano que mece la cuna es la mano que mueve el mundo.



Y ahora te cuento la novedad...


Hace unas semanas, me decidí a participar en el curso de "Blogger desde cero" de "La desmesurada". Y una de las cosas en las que me ha espoleado ha sido en el recuperar el placer de escribir, de intentar regodearme en las palabras.


(... como hacía hace muchos años, que no podía dejar de escribir...)


A veces, resulta complicado introducir una reflexión como la de hoy en un post en el que te cuento cómo he transformado una caja de vino en un cajón para juguetes con aire Tilda: o se me olvidaría lo de los tulipanes, o no te contaría que lo ideal sería haberle puesto ruedas para mover la caja mejor. Así que esta mañana, mientras conducía para venir al trabajo, decidí lanzarme, atreverme a compartir lo que muchas veces me asalta, lo que me hace pensar... en Primavera, cuando mis tulipanes broten, te los enseñaré en un cubo de zinc decorado con cinta, pero ¿por qué dejarme en el tintero lo que me hicieron pensar esos bulbos?


Esto no quiere decir que a partir de ahora te suelte parrafadas, y prescinda de enseñarte mis costuras, o el macetero de mi suegra que he renovado, o la funda para la regla de patchwork que estoy haciendo ahora mismo... Sino que intentaré combinar estos dos tipos de entradas, las de "escaparate de mis trabajos" y las de mis "reflexiones mientras conduzco". Porque sigo siendo yo.


Y espero que me sigas acompañando...


Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.



Separador

26 comentarios :

  1. Qué bonito y cuanta razón tienes!!! Estoy completamente de acuerdo contigo y te agradezco infinitamente que escribas... En los detalles está la diferencia. Besos y buen Finde. Mar

    ResponderEliminar
  2. Qué precioso Luz!!!!!
    Y tienes razón. Yo he sido pelín ansina con mis hijos en ciertas cosas pero ahora me alegro de tener hios empáticos, con valores y comprometidos, la comparación que haces es muy buena.
    Mi hija es donante de sangre y voluntaria de varias cosas, pero es también voluntaria de Cru Roja y acompaña y entretiene en el hospital a niños que están muy malitos, y a vecs acompañan a niños que no tienen casa de acogida, uffff, esos casos son sangrantes.
    Y mi hijo ha colaborado con Médicos sin fronteras y es horrible ver como va el mundo, terrible.
    Un besito y opino que escribes muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, los tulipanes florecieron... y además, muy bien!!!! Y gracias por el piropo...
      Bss

      Eliminar
  3. Cuanta razón tienes Luz!!! Soy de tu misma opinión que es mejor inculcar valores a nuestros hijos cuanto antes... hay tanta desgracia en el mundo...
    Me encanta leer tus reflexiones, no dejes de hacerlas...
    Besos y disfruta del finde

    ResponderEliminar
  4. Primero que nada, me siento tan honrada de haber recuperado tus ganas de escribir que no podría describir en palabras la emoción de tener una mínima participación en tu entusiasmo. Amé el post. No creo que un blog tenga que encasillarse sino seguir el natural devenir de tu identidad y tu identidad es madre, craftera y mil cosas más! Esta reflexión no solo es rica en contenido sino que su expresión hace que como lectora, permanezcas pensando un rato luego de la lectura, sobre el tema planteado. Superaste la barrera del click! Eso no es fácil de lograr en un mundo de intoxicación informativa. Me llevo el mejor regalo de fin de semana. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por haberme impulsado...Resulta curioso cómo alguien a quien no conocemos físicamente, y sólo por lo que leemos, pueda hacer que algo se dispare en nuestro interior.
      Bss y feliz fin de semana

      Eliminar
  5. Siiii Luz...tendríamos que hacerlo más a menudo. Mirar el mundo desde la empatía y lejos de nuestra zona de confort nos haría valorar y respetar más a la gente que lo habita.
    Yo también escribo mis pensamientos...de momento en papel,jeje!!

    Un abrazo!!!

    Marta
    3de2-cat.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es cuestión de ponerse en la piel del otro (aunque hay veces que resulta imposible, pero eso ya no es por falta de empatía, sino porque no tenemos estómago...)
      Bss

      Eliminar
  6. Luz, que bonitas tus reflexiones y que llenas de razón. Espero que sigas conduciendo mucho y nos sigas contando tus pensamientosa. Besicos.

    ResponderEliminar
  7. No solo a nuestros hijos les cuesta ver lo afortunados que son, a los adultos nos pasa igual, hace falta ver una terrible imagen de un pequeño en una playa para darnos cuenta de la suerte que tenemos de haber nacido donde hemos nacido y que vidas tan diferentes tendríamos de haber nacido en el otro lado del mediterráneo.
    Me gusta leerte asi que por aqui seguro que sigo pasando ademas no sabes lo que te envidio, a mi me cuesta un horror escribir.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los tulipanes.... aún que yo no he tenido hijos para poder inculcar valores, me encantan tu manera de pensar por que tienes toda la razón es desde pequeño cuando hay que dárselos, para que el día de mañana sepan valorar todo lo que tienen y lo que otros no.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuelo también decía que "Desde chiquitillo se cría el arbolillo"... y fíjate, que es un refrán que pasa de generación en generación en mi familia así que algo se nos quedó...
      Bss

      Eliminar
  9. No se que decir, o no se expresarlo con palabras ... Solo decirte que me encanta leer tus reflexiones... Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado Luz, yo también comparto la filosofía de tu madre, mi padre siempre me recita un poema "Gota que vas cayendo la piedra vas horadando......." que no sé de quién es, se lo tengo que preguntar. Me apunto la fecha para plantar los bulbos y me pongo a ello. Agradezco que hagas post como estos, son muy personales y muy enriquecedores. Como siempre un placer!! Un beso, Mª José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu padre y mi madre son entonces de la misma escuela... Y mucha razón que tiene!
      (ah, los bulbos los compré en el Lidl, que suelen dar buenos resultados)
      Bss y gracias por pasarte por aquí

      Eliminar
  11. A mi me ha encantado tu entrada de hoy y creo que se acopla perfectamente al estilo de tu blog o sea que has caso a la Desmesurada que por cierto ahorita mismo me paso a conocerla
    Bsos

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito post, Luz. He pasado un rato muy agradable. Gracias.
    Bss.

    ResponderEliminar
  13. Cuanta razón tienes, leí sin desperdicio tus palabras, me gusta mucho saber qué hay detrás de esas personas que nos alegran con una manualidad, me hace ser parte de un mundo real que no sólo muestra un objeto y lo que nos hace sentir al hacerlo con sus manos. Me gusta mucho esta entrada y llegue a ella en primavera al ver tus tulipanes florecer. Y me acabo de recordar que aunque aquí no se dan las cuatro estaciones se me pasó el tiempo de sembrar mis tulipanes... pero siempre florecerán aunque sea en diciembre o enero. Gracias Luz por animarte y animarme

    ResponderEliminar
  14. Cuanta razón tienes, leí sin desperdicio tus palabras, me gusta mucho saber qué hay detrás de esas personas que nos alegran con una manualidad, me hace ser parte de un mundo real que no sólo muestra un objeto y lo que nos hace sentir al hacerlo con sus manos. Me gusta mucho esta entrada y llegue a ella en primavera al ver tus tulipanes florecer. Y me acabo de recordar que aunque aquí no se dan las cuatro estaciones se me pasó el tiempo de sembrar mis tulipanes... pero siempre florecerán aunque sea en diciembre o enero. Gracias Luz por animarte y animarme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te digo que es un placer también escribir y que quien me lea no se quede solo con las telas o las pinturas, porque al fin y al cabo, somos más que agujas y brochas. Y sobre el tema de los tulipanes, leí que hay quien fuerza la floración metiéndolos en el frigorífico un par de meses y luego los siembra, para tener siempre flores. Es una opción.
      Bss

      Eliminar
    2. Pues te digo que es un placer también escribir y que quien me lea no se quede solo con las telas o las pinturas, porque al fin y al cabo, somos más que agujas y brochas. Y sobre el tema de los tulipanes, leí que hay quien fuerza la floración metiéndolos en el frigorífico un par de meses y luego los siembra, para tener siempre flores. Es una opción.
      Bss

      Eliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips