viernes, 11 de septiembre de 2015

Razones por las que no me gusta que empiece el colegio



(Hoy toca entrada en el blog de reflexiones... Ya sabes,
 cuando me dejo llevar y te cuento lo que pasa por mi cabeza...)

Durante el verano, hay una frase que he tenido que oír varias veces, sobre todo cuando mi trío decidía ponerse a discutir en la cola del supermercado: "Tendrás ganas de que empiece el colegio"... A lo que siempre respondía que no, que no tenía ningunas ganas.

A mi esta frase me saca de los nervios, me horroriza, porque realmente, no tenía ningunas ganas de que empezara el colegio.

Y te cuento las razones:

Porque me encanta estar con mis hijos

Esta es la razón principal: me encanta disfrutar de mi trío "calavera", y cada vez más, porque según van creciendo, podemos compartir más cosas, por ejemplo, los programas de radio de miedo (con los gemelos, claro está). Con los chicos tengo hasta "nuestra" canción: "Ain't no Mountain Height Enough" , y con la "brujilla", nuestros ratos de manualidades. Y cada día será mejor.

Lo cual no quiere decir que haya ocasiones en las que me tengan hasta el moño, ocasiones en las que se me escape un grito o me desespere. Pero el 80% del tiempo me encanta estar con ellos. Y que me cuenten sus cosas, y que hagamos planes juntos: apuntarse a nuestra cena romántica de aniversario, que me ayuden a montar el suelo de tarima de la terraza, que participen en los problemas familiares y den su opinión... Resumiendo: que formen parte activa de nuestra familia.


(e incluso que pongan sobrenombres graciosos que sólo nosotros entendemos y que tenemos terminantemente prohibido que salgan de casa)


Además, cuando estás de vacaciones, con menos obligaciones y menos prisas, es más fácil ser una "happy family", y querernos más y todo eso... En verano estoy más relajada (y soy más tolerante con ellos) porque o tengo jornada intensiva o yo también estoy de vacaciones. Y ese estrés que dejo de tener con respecto al pleno curso, se nota en la relación que tengo con ellos. El no tener que perseguirles para preguntarles la lección también influye...

Que empiece el colegio implica que pasemos menos tiempo juntos, que compartan menos cosas conmigo, que tengan sus vidas paralelas a la mía... Y eso me apena.

(como dice el marido de Sole, de "The Gil House",  soy una Mamá Patito total)



Porque se acabó la libertad de horarios

Cuando empieza el colegio, se acaba el poder quedarnos tomando algo hasta las diez de la noche en la terraza que está estratégicamente situada entre la casa de mi madre y la mía. Se acabó el poderse quedar más allá de las nueve y media (los gemelos) viendo la televisión.

En mi casa, con tres hijos, tenemos horarios bastante estrictos durante la semana, y vamos a golpe de reloj. Por la mañana, retrasarse cinco minutos para salir de casa, puede suponer que lleguemos tarde al trabajo media hora. Y por las tardes, si quiero poder cenar tranquila, con los tres acostados, es necesario que la cena esté lista a las ocho, y los niños duchados a las ocho y media.


(lo de la puntualidad es una manía mía... Fíjate que el día de mi boda, llegue a la iglesia antes que el cura)


Y me da mucha pena que los niños tengan que encorsetarse en esos horarios, que no puedan quedarse jugando al Monopoly con sus amigos de la urbanización (se ha convertido en el juego del verano), que no podamos salir todas las tardes. Y que tengan que dejar de hacer naves de Lego Star Wars para acostarse a una hora razonable.



Porque significa que mis vacaciones han terminado

No es que mis vacaciones duren las mismas que las suyas, pero según se va acercando septiembre, eso me recuerda que mis vacaciones de 3 semanas están a punto de terminar. Y eso no me gusta nada, como no creo que le guste a nadie.

(porque a mi también se me ha acabado el chollo de acostarme tarde,
 de poder sacar los hilos después de comer, de echarme la siesta...)



Porque tengo que renovar "tres" armarios

Esta es la razón más práctica quizá, pero con el inicio del cole, toca volver a comprar chándales, pantalones, zapatos y si no hay suerte, los abrigos (a no ser que puedan aguantar hasta las rebajas). Además, ninguno de los tres usa uniforme, así que el equiparlos supondrá hacer una gira por varias tiendas, con sus caras largas y quejándose porque les compro pantalones que no son de deporte.


(la opción de comprar por Internet no me sirve, ya que uno de los gemelos tiene algo de barriga y todo se lo tiene que probar, y con los zapatos pasa lo mismo)


Y es que los niños tienen la "manía" de pegar el estirón en el verano, de forma que el martes por la mañana, cuando uno de los gemelos fue a ponerse un pantalón, este no le abrochaba... Y no es sólo por el dinero que hay que gastarse, sino por todo el tiempo que deberé dedicar a la tarea... De momento, mañana sábado tocará hacer la primera incursión en el maravilloso mundo de los centros comerciales...

(aunque así aprovecho y me doy una vuelta por Søstrene Grene, que a los gemelos no les importa porque venden nubes de algodón pequeñitas y ya se ha acabado el paquete...)



Porque tengo que volver a revisar deberes

Imagínate tener que preguntar dos veces la misma lección... Dos veces la tabla del 7. Dos veces el reinado de los Reyes Católicos. Dos veces el área del pentágono...


(mis amigas que tienen trillizos lo tienen peor, lo sé, por eso me quejo en voz baja)


Porque aunque este verano han dedicado todos los días un rato a hacer divisiones, análisis sintáctico y dictados, no era lo mismo... Los pobres se quejaban diciendo que estaban de vacaciones, pero era el día era muy largo y había tiempo para todo. 

Y revisar la agenda del colegio, y estar pendiente de que todo esté hecho, de que estudien con antelación para un examen, de que tengan todo el material escolar preparado... Yo soy de las que creo que ellos tienen que ser responsables con su trabajo (porque mis hijos no consultan mi agenda para saber si tengo al día siguiente una reunión o una formación), pero cuando el tutor me llama para recordarte que no son responsables, que tienes que estar fiscalizando la agenda, me entra complejo de madre despreocupada.


(pero es que a veces no me da la vida para estar pendiente de todo y de todos)


Así que ayer ya estuve liada con la agenda, con el "¿Habéis hecho todos los deberes?" que tanto odio (y que ellos también odian). No voy a entrar en el debate de "deberes sí- deberes no", porque soy de la opinión de que es necesario que memoricen, que practiquen lo enseñado en clase. Lo que necesito/necesitamos no son menos deberes para casa, sino unos niños menos plastas,

Lo bueno es que Celia todavía está libre de dicha obligación, aunque como "gracias" a las tareas de sus hermanos, la temporada de parque también se acaba, aprovecharemos para hacer manualidades, que las dos disfrutamos mucho liadas con tijeras, pegamento, y trocitos de papel.



Porque empieza la temporada de cumpleaños

Una amiga mía ya ha tenido dos cumpleaños... Al día siguiente de empezar el colegio. Y eso es sólo el principio.

Yo no sé tus hijos, pero los míos tienen más vida social que la de un embajador. Al principio, cuando empieza la dinámica de "cumple-bolas", te hace ilusión porque ves que tu retoño tiene amiguitos, que se lo va a pasar genial, pero luego cansa. Cansa el tener que anotar la cita, el comprar el regalo (porque todavía no me he atrevido a regalar camisetas decoradas por mí, cosa que me planteo para este año), y el organizar también el cumpleaños de los gemelos (Celia todavía es muy chica y no se ha metido (no la han metido) en la dinámica.


(lucharé para evitar que Celia tenga tanta vida social, pero creo que es una batalla perdida...)


Este año, creo que lo celebraremos en una bolera, y con pocos niños (que cada gemelos invite a tres amigos), y no sólo por el presupuesto, sino también porque tienen que saber que no todos los compañeros son amigos, lo mismo que a mi boda no invité a todos los compañeros de mi trabajo, sino sólo a aquellos que eran verdaderamente amigos.

Ya te iré contando si me decido a hacer yo los regalos...



¿Entiendes ahora por qué NO quería que empezara el colegio?


Pero ya que esta semana ha sido el inicio, intentaremos ser positivos, disfrutar de las tardes en casa (pintando botes de lata mientras se hacen las croquetas, a la vez que pregunto el pretérito imperfecto del verbo Cantar), y esperar que este curso no tenga que perseguirles mucho para que cojan el boli.



Y tú, ¿tenías ganas o no?





Recuerda que si no te quieres perder nada, me encontrarás en:

  • Y mi cuenta de Instagram: bcosasbonitas.
Separador

26 comentarios :

  1. Estoy de acuerdo contigo, mis hijas ya son mayores y se han independizado, pero a mi me encanta estar con ellas, los veranos se me hacían cortos y nunca las dije la famosa frase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que aunque crezcan, siempre serán nuestras "niñas"... Mi madre sigue llamándonos "las niñas" y eso que ya rondamos los 40...
      Bss

      Eliminar
  2. Ainnssss pero qué verdad tan grande.. Con lo bien que se está en la calle, jugando sin horarios, bañándose en la piscina y sin nada más que hacer que disfrutar del verano... Ahora llega el colegio y lo que tú dices, todos empezamos el colegio, pero bueno... es lo que toca.
    Además piensa que aunque no estamos con ellos tanto como querríamos, estamos con ellos, así que a disfrutar al máximo. Como dicen, no es la cantidad, sino la calidad.
    Buen finde guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos tocará exprimir al máximo los ratos que tengamos ahora... Y a buscar el lado bueno.
      Bss, y disfruta tú también del finde

      Eliminar
  3. Me identifico contigo en tooooodos los aspectos.
    Sin duda lo que más odia son los cumples, ais qué rollo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, te explicas como un libro abierto. Me siento tan identificada, o sea nada que añadir.
    Bssss Paqui

    ResponderEliminar
  5. A mi lo del la vuelta al cole la verdad que no me afecta porque no tengo críos.
    Me he tenido que reir un rato largo con lo de tu boda jajajajaja. Y mi hermano que casi llega tarde y vivimos al lao de la iglesia jajajajajaja.
    Mejor céntrate en las cosas positivas de que vuelvan al cole porque si no mal vamos (que seguro que las hay).
    Y vamos, a regalar camisetas pero ya mismo. Con las cosas tan bonitas que haces!!!. Es para reñirte hasta el infinito elevado al cuadrado.
    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si algo positivo debe tener, sobre todo a nivel de lo que van a aprender...
      Y efectivamente, prometo empezar a hacer camisetas...
      Besitos

      Eliminar
  6. No sabes como me identifico contigo, aunque los míos 16 y 14 es otro cantar!!! pero yo no quería que empezaran el cole nunca ...empieza a hacer camisetas YA!!! yo hago neceseres, aunque también están las típicas que no les ponen las camisetas por que lo mejor es lo comprado en una tienda (de esas que luego van todas iguales) pero bueno...siempre hay alguien a quien les encanta. ah! y espera que llegue tu princesa que tendrá más vida social que todos los de la familia jajaja ya nos contarás Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. jejeje..no soy madre, pero te entiendo muy bien. ¡¡Chapó por ti ¡¡

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ya sabes en cuestión de opiniones.... Besitos

    ResponderEliminar
  9. Como te entiendo!!! A mí me pasa igual y en mas de una ocasión he tenido que escuchar el "lo dices en serio"??? Pues claro. És una etapa maravillosa y aunque a veces acabes hasta el moño como dices tú, la experiencia merece la pena. Besos y buen Finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es... que nos de pena no quiere decir que más de una vez no hayamos querido liquidarlos....
      Besitos y disfruta el finde

      Eliminar
  10. La mía empieza este año y la voy a echar tanto de menos esas horas que va a estar en el cole.
    Te entiendo perfectamente, mañana también me toca centro comercial para aprovisionarnos...
    Me he reído mucho con tu entrada...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No soy madre, pero imagino que disfrutar a tus hijos sin horarios, con la alegria de las vacaciones, fuera de toda rutina no tiene precio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tiene!!! Sobre todo, porque en pleno curso paso tiempo con ellos, pero tengo que sacar el látigo para que me hagan caso!
      Bss

      Eliminar
  12. con lo bien que ibas ya tuviste que meter los deberes, los armarios,... ;)
    Tus razones sobretodo las primeras, son muy validas y comprensibles. Pasa todo tant deprisa que tenemos que aprovechar el tiempo al máximo.
    Ah y ni se te ocurra regalar cositas compradas! ya puedes empezar la producción de camisetas porque estos son los regalos que de verdad gustan
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Entiendo perfectamente tus razones, y todas hemos tenido èpocas en las que no queríamos que empezaran los colegios. Pero seguro que tú encuentras otras tantas razones que te llevan a desear que el colegio empiece... Prueba!! Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Yo no tengo hijos pero si dos sobrina, y aunque ya son mayores, ahora tendré menos tiempo para estar con ellas y para verlas porque podrán venir menos por los deberes y los exámenes. Pero bueno es lo que hay, esperaremos las vacaciones de Navidad que ya casi están a la vuelta de la esquina. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no queda nada para Navidad!!! Y mientras, exprimiremos los momentos que podamos compartir...
      Bss

      Eliminar
  15. Luz me ha encantado tu entrada. Estaba pensado en hacer una de este estilo, pero al final sería un mero plagio de la tuya porque te apoyo en todos y cada uno de los puntos que mencionas.
    María y Carlos empezaron el viernes, un día después de la mayoría de coles de España, porque aquí el día 10 es fiesta local, y el día grande de las fiestas del pueblo, asi que imaginate el ambiente: quien en su sano juicio quiere que empiece el cole cuando estamos en plenas fiestas? jajajajaja. El viernes envejecí 6 meses de repente. Carlos no quería levantarse, no quería llevar mochila, no quería llevar bocata, no quería meter un boli en su mochila, no quería.... ir al cole!!! Para él no es lógico que el cole empiece ahora si en tres meses es Navidad, hasta el 8 de enero no tendría que empezar. Dice que tendrían que ser 6 meses de cole y 6 de vacaciones, jajajajajaja Como este me llegue a presidente la va a liar gorda!! jajajajaja
    En fin ...que mucho ánimo y como ves...somos muchas happy families a tu alrededor.
    Un besito

    ResponderEliminar
  16. Te entiendo perfectamente, y te diré que yo no sé si quería que empezara "el colegio", o lo que para mí es el no verano, pues no he tenido verano, asi que bueno... para un cambio de aires, a más frescos, pues vale, jajajaja, que para otra cosa...
    Un besete, y a disfrutar lo que se pueda guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, el no verano... Y lo del fresquito, pues después de este verano, se agradecerá el poder sacar la manga larga...
      Bss

      Eliminar
  17. Te entiendo perfectamente, y te diré que yo no sé si quería que empezara "el colegio", o lo que para mí es el no verano, pues no he tenido verano, asi que bueno... para un cambio de aires, a más frescos, pues vale, jajajaja, que para otra cosa...
    Un besete, y a disfrutar lo que se pueda guapetona

    ResponderEliminar
  18. ¡No sabes lo que me he reido leyendo tu entrada! ¡Y es que me he visto reflejada en todas y cada una de tus reflexiones! ¿Será porque también tengo un chico y dos mellizas?
    Pero el tiempo pasa tan deprisa!!! Ahora que ya son mayores y (casi) independientes echo de menos ese estar pendientes las 24 horas del día de ellos, ese "toque militar" con el horario... Son etapas que nos toca vivir y que tenemos que aprender a disfrutar, porque vuelan y no vuelven ;-)

    ResponderEliminar
  19. Jejeje, como me he reido. Yo la verdad es que ya lo necesitaba, básicamente porque yo estoy trabajando desde el 1 de septiembre y mis niños estan con los abuelos en el pueblo y mucho más ya no aguantan.
    Pero lo de la ropa es cierto, en breve nos tendremos que poner, suerte que las abuelas han ido comprando zapatos y pantalones que si no...
    Y en cuanto a lo de los regalos tírate a la piscina y les regalas camisetas estampadas para todos, que seguro que las mamis agradeceran que no sean tantos juguetes. Yo desde hace un par de años les hago alguna cosita y todos felices oye...
    Bueno, que no sea nada. Los míos han empezado hoy, o sea que ya veremos hoy cómo volveran del cole.
    Besos,

    ResponderEliminar

Me encantará leer tu comentario: así sabré que has pasado por aquí...

También te puede interesar

Blogging tips